PPK Handguns presentó ante la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos una solicitud para registrar como una marca tridimensional la icónica arma utilizada por el Agente 007 James Bond, pero esa Oficina negó el regsitro debido a que “el diseño cuyo registro se solicita (en adelante "el diseño pistola PPK" 2) no es intrínsecamente distintivo y el solicitante no ha establecido que el producto ha adquirido un grado de distinción”.

 

Para probar el grado de distinción de su producto, PPK presentó una encuesta con mayores de 18 años “que tienen un arma o planean comprar una” y como resultado el 54% de los encuestados reconoció el diseño de PPK. Asimismo, exhibió el testimonio de un autor y editor de libros sobre armas de fuego, que señaló “que una de las más reconocidas configuraciones entre las armas de fuego es la Walther PPK”.

 

También presentó pruebas documentales que identifican a  la pistola como “El arma preferida de James Bond”, ya que ha sido utilizada en casi todas las películas sobre el personaje, durante más de 40 años. Además, probó la popularidad del diseño en el hecho de que se trata de imitar, bajo licencia, a través de productos tales como la réplica de pistolas de aire comprimido, lo que constituye una prueba de que el producto es distinguido por los consumidores.

 

A la Oficina de Marcas no le quedó más que reconocer que el diseño del arma cuenta con los suficientes rasgos distintivos para registrarse como marca, “más aun cuando las películas de James Bond han influido claramente en los consumidores de armas de fuego, para que estos reconozcan el diseño de pistola PPK".

 

Más información en Hollywood Reporter

 

www.miabogadoenlinea.net