En Junio de 2009 el albacea de la herencia de Adrian Jacobs demandó a Bloomsbury Publishing, editorial que publica las historias de Harry Potter y a la autora J.K Rowling, por violar sus derechos de autor.

 

Ellos alegan que el cuarto libro de la serie Harry Potter y el Cáliz de Fuego copió partes substanciales de la obra de Jacobs The Adventures of Willy the Wizard-No 1 Livid Land, publicado en 1987.

 

Según esa demanda, en ambos libros los personajes están obligados a entender la naturaleza exacta de una de las pruebas, lo que logran descubrir en un baño, a través de la asistencia de un tercero, para rescatar rehenes humanos de una comunidad mitad humanos mitad animales fantásticos, merpeople en Harry Potter.

 

También se alega que cuando Jacobs buscaba publicar su libro contrató los servicios de un agente literario, Christopher Little, quien más tarde se convirtió en agente de Rowling.

 

Ahora, después de diversas acciones intentadas por los abogados de la editorial y de la autora, el pasado 14 de octubre, la Corte se negó a desechar la demanda, ya que existe la posibilidad de que tenga éxito.

 

Así, teniendo como marco el estreno de la última entrega de las peliculas del joven hechicero, se dará inició al juicio, en que las partes se verán obligadas a explicar como se produjeron las similitudes entre las dos obras, “cuando hasta le fecha ha habido una negativa para divulgar los principales manuscritos y cuadernos de la autora” dijo el abogado del albacea Nick Kounoupias.

 

Mas información en The Washington Post

 

www.miabogadoenlinea.net