El juicio en contra de Britney Spears en Los Angeles por manejar sin licencia fue declarado nulo.

 

Este juicio era ya lo último que arrastraba desde que en agosto del 2007 chocó a otro vehículo y después de revisar su auto, se dio a la fuga, sin haber previsto que las cámaras de seguridad del estacionamiento donde ocurrieron los hechos, filmaban todo el suceso.

 

Los cargos por el choque fueron desechados una vez que ella llegó a un acuerdo con el dueño del otro vehículo, pero no así el cargo que las autoridades de tránsito le siguieron por no tener licencia del estado de California del cual alegaban es residente. La ley californianaestablece que los residentes deben tener licencia vigente del estado.

 

Los abogados de Britney y su padre y tutor alegaron que la cantante si tenía licencia en ese momento, pero del estado de Louisiana al que considera su verdadero hogar y que por ello no había solicitado la licencia de California, pese a que en dicho estado es en donde se casó, divorció y tuvo a sus dos hijos.

 

 

Durante el juicio no se mostró evidencia de la existencia de la licencia de Louisiana. Su padre y actual tutor alegó que dicha licencia sí existe pero que la tuvo que entregar en la oficina de licencias al solicitar, posterior al hecho, la del estado de California.

 

El jurado deliberó tres días, pero no lograron ponerse de acuerdo por lo que el juicio fue anulado por no llegar a un veredicto unánime. Los votos quedaron el 10 a favor de su inocencia y 2 por su culpabilidad.

 

De haber sido encontrada culpable la sentencia pudo haber sido de prisión hasta por 6 meses y una multa de mil dólares.

 

Fuente NY Daily News 

www.miabogadoenlinea.net