Panettone italiano y rebanadas de pan

Famosa influente italiana investigada por fraude por falsa promesa de donación a hospital de parte de ventas de pan navideño

La fiscalía de Milán, Italia, decidió iniciar investigación a la influente de modas, Chiara Ferragni, por fraude tras el engaño a los consumidores al hacerles creer que con cada compra de un pan navideño se donaba una cierta cantidad de dinero a un hospital pediátrico de Turín.

En diciembre de 2022, Chiara Ferragni llegó a un acuerdo comercial con la panificadora Balocco para promocionar en sus redes sociales el pandoro, una alternativa al tradicional panettone navideño, deleite de los italianos, con un valor mucho más elevado. En la tapa de la caja del bizcocho se leía que parte de los ingresos serían donados al hospital pediátrico Regina Margherita de Turín. Tras la investigación se supo que la propietaria de la panificadora, Alessandra Balocco, había donado previamente 50,000 euros al hospital a título personal y no como empresa, lo que puso en tela de juicio el donativo. De este acuerdo comercial, Chiara Ferragni cobró un millón de euros.

En diciembre, la oficina de competencia económica impuso una multa de un millón de euros a Ferragni y de 450,000 a Alessandra Balocco, pero las cosas no han quedado ahí y ahora la fiscalía milanesa ha presentado cargos en contra de ambas por fraude.

También el mes pasado, Chiara Ferragni publicó en sus redes un video ofreciendo disculpas a sus entonces 29.5 millones de seguidores, diciendo que se había tratado de un error de comunicación y que donaría el millón de euros que ganó con ese acuerdo comercial al hospital pediátrico.

Esta semana, con la noticia de que se han presentado cargos, declaró mediante comunicado lo siguiente: “Estoy tranquila porque siempre he actuado de buena fe y tengo la certeza de que así se desprenderá de la investigación en curso. Tengo plena confianza en el trabajo del poder judicial y en mis abogados”.

Se estima que la fortuna de Chiara Ferragni, de 36 años, es de unos 40 millones de euros. Se inició en las redes y en el mundo de la moda en 2009 cuando empezó un blog llamado The Blonde Salad. Tuvo tal éxito que decidió dejar la carrera de Derecho que cursaba en la Universidad Bocconi en Milán y dedicarse a la moda y a las ventas, promocionando productos propios, como botellas de agua con su logo que se venden en 8 euros, así como marcas ajenas.

El escándalo del pan, en el que ha perdido a unos 200,000 seguidores, fue aprovechado por la primera ministra italiana, Georgia Meloni, para criticar a los influentes en un evento a las juventudes de su partido político, Hermanos de Italia. “El verdadero modelo a seguir no son las influentes que ganan dinero a manos llenas vistiendo ropa o enseñando bolsos, o incluso promocionando carísimos bizcochos con los que hacen creer que harán caridad”, dijo la política. Claro, no podía dejar pasar la oportunidad, porque en el pasado Chiara Ferragni y su esposo, el rapero Fedez, se han enfrentado a ella, criticando sus políticas públicas.

De acuerdo con los conocedores de publicidad, este es el primer revés serio que Chiara Ferragni sufre en su carrera comercial. Con el tiempo sabremos cómo logra salir adelante de este traspié.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial vinculando y citando www.miabogadoenlinea.net

Imagen de Décio Guanabarino Silveira en Pixabay

Pin It