Hoja, lápices, borrador, foco

 

Dibujante israelí explica que Marvel copió a su personaje para crear a la heroína Sabra y por qué no demandó

Con el anuncio la semana pasada del nombre de la actriz que caracterizará a Sabra en la próxima película del universo Marvel, un dibujante de cómics israelí ha declarado que Marvel, propiedad de Disney, copió el personaje creado por él en 1978 como Sabraman.

Uri Fink declara que en 1978 creó a un superhéroe de nombre Sabraman, que dos años después, en un disfraz sumamente semejante al que él creó, con la bandera de Israel y la estrella de David, apareció en las revistas de Marvel en 1980.

En los cómics de Marvel, Sabra, también conocida como Ruth Bat-Seraph, es una ex agente sobrehumana de la agencia de espionaje Mossad que a veces se enfrenta a otros personajes sobrehumanos como Hulk y los X-Men. Sus poderes incluyen superfuerza y resistencia, y su disfraz incorpora la bandera de Israel y la estrella de David.

En su cuenta de Twitter, al conocerse que la actriz israelí Shira Haas será Sabra en la nueva película de Capitán América, Uri Fink explicó que en 1980 su editor y co-creador, David Herman, había considerado demandar a Marvel por infringir sus derechos de autor, pero que él lo convenció de no proceder legalmente porque no tenía posibilidad de éxito contra los abogados de Marvel y que era dudoso que tuviera un caso, ya que no posee los derechos de autor de la palabra "sabra", y los superpoderes de Sabra eran diferentes a los de Sabraman.

Sabra, tsabar en hebrero, es el nombre de la tuna, el fruto del cactus, y durante un tiempo fue un término para los judíos nacidos en Israel, como lo es kiwis para los neozelandeses.

“Nada ha cambiado desde entonces, excepto que Marvel ahora es parte de Disney, con abogados aún más monstruosos, por lo que no vale la pena el esfuerzo”, escribió Fink en Twitter.

“Es bastante claro para mí que en ese momento, alguien [en Marvel] vio la publicidad que rodeaba a Sabraman: ¡había un artículo en la revista People! – y tomó la idea”, declaró. “Pero no puedo hacer nada, excepto tal vez tratar de llamar la atención sobre el superhéroe con el que comencé mi carrera”.

A la agencia de noticias Ynet, Uri Fink declaró que de haber tenido los medios, probablemente habría demandado a Marvel, pero que bajo las circunstancias actuales, sería “una locura” presentar una demanda en contra de una gigantesca empresa como Disney.

Probablemente, la postura de Fink parezca demasiado temerosa, pero si no se reconoció desde 1980 que Marvel había plagiado a un personaje, muy probablemente menos lo hagan ahora, por la exposición de sus tácticas contractuales, por las que incluso no reconoce adecuadamente a sus propios creadores.

En esta web hemos expuesto que el plagio y el no reconocer los derechos de los creadores es usual en la industria del cómic, es usual, por lo que varios creadores están tratando de recuperar sus derechos, demostrando que sus personajes no fueron “trabajo por encargo”.

Además de la noticia del plagio de Sabra, mucho se ha polemizado sobre un personaje israelí y cómo Disney presentará el conflicto entre palestinos y judíos israelís en la nueva (¿otra?) película de Capitán América, e incluso Fink ha advertido a Shira Hass que lea detenidamente el guion para saber cómo se presentará a la audiencia esta superheroína.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Arek Socha en Pixabay