Representación de NFT

 

Miramax presentó demanda en contra de Quentin Tarantino por infracción a derechos de autor en relación con NFT de Pulp Fiction

Miramax y Quentin Tarantino se han enfrascado en una interesante batalla sobre los derechos de autor de la película Pulp Fiction y quién tiene derecho de vender NFT, Non-Fungible Token, los archivos digitales que tuvieron un boom el año pasado, especialmente en el mundo del arte.

Los NFT (non-fungible token), o tokens no fungibles, son datos digitales almacenados en un “libro de contabilidad digital”, llamado blockchain, que certifica que un activo digital es único y, por lo tanto, no intercambiable.

A Tarantino se le ocurrió que podía seguir lucrando de la violenta película en que participaron John Travolta y Samuel L. Jackson, vendiendo NFT del guion, pero Miramax se opone señalando que se trata también de sus derechos de autor. Esta diferencia de opinión está ahora frente a un juez, quien además de analizar el contrato que las partes celebraron para delimitar qué derechos de autor corresponden a quién, deberá por empezar a definir qué es un NFT a la luz de los términos de ese contrato.

Tarantino asegura que, conforme con los términos del contrato, él es propietario del guion de la película y los derechos de "publicación impresa (que incluye, entre otros, la publicación de guiones, 'making of' de libros, cómics y novelas, en formatos de audio y electrónicos, según corresponda)", así como la "publicación interactiva de medios de comunicación."

Miramax, por su parte, señala que cuando se celebró el contrato no se regulaban los NFT, pero que en una cláusula se estableció que posee “todos los derechos... conocidos ahora o en el futuro... en todos los medios conocidos ahora o en el futuro”.

En una moción presentada el 21 de junio, el abogado Bryan Freedman, representante de Tarantino, expuso que “los alegatos en la demanda de Miramax dejan en claro que el contenido principal asociado con los NFT que se subastarán al público consiste en copias electrónicas de 'los primeros guiones manuscritos sin cortes de Pulp Fiction'”. Para el abogado, “no hay duda de que esto constituye una publicación electrónica, una distribución de una o más copias electrónicas, del guion”.

El abogado Freedman expone que Tarantino de ninguna forma infringe los derechos de autor de Miramax porque él es dueño del guion.

“El guion de una película es un trabajo original con derechos de autor que precede a la película, y los derechos de autor exclusivos del guion, incluidos elementos como el diálogo, los personajes, la trama y las descripciones de las escenas, residen en el autor del guion”, es decir, Tarantino. “La película que se crea a partir del guion es un trabajo derivado del mismo”, se lee en la moción.

Sobre la demanda, el abogado Jeremy Goldman, socio de Frankfurt Kurnit Klein & Selz, despacho especializado en derecho del entretenimiento y la tecnología, declaró que “ambas partes tienen sus derechos reservados y ambas partes tienen la capacidad de usar NFT para ejercer esos derechos: Miramax con respecto a la película y Tarantino con respecto al guion”.

Sin embargo, desde su punto de vista, Miramax se equivoca al calificar que los NFT son formas de distribución o medios de comunicación, ya que en realidad solo son archivos de propiedad.

Tarantino ha vendido porciones del guion con anotaciones marginales. Inicialmente, vendió imágenes de los actores, pero como eso sí podía infringir los derechos de Miramax, esas imágenes se reemplazaron con unas de Tarantino.

Será interesante conocer la definición legal que en el marco de esta demanda da el juez de los NFT.

Más información hollywoodreporter.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de Chetraruc en Pixabay