El Álamo, San Antonio, Texas

 

Quienes certificaron objetos como auténticos de la Batalla del Álamo, demandan por libro en que implican que cometieron fraude

En la Corte de Distrito del condado de Travis, Texas, Estados unidos, se presentó una demanda por difamación por el contenido de un libro en el que se implica que dos expertos en la Batalla del Álamo mintieron e incluso falsificaron autenticaciones que luego vendieron a coleccionistas, uno de ellos el baterista británico Phil Collins.

La (tristemente) célebre Batalla del Álamo fue parte de la guerra de Texas por declararse territorio independiente de México. Ocurrió en San Antonio, Texas, y consistió en un asedio de 13 días, desde su inicio el 23 de febrero hasta el asalto final del 6 de marzo de 1836, que enfrentó al ejército de México, encabezado por el presidente Antonio López de Santa Anna, contra una milicia de secesionistas texanos, en su mayoría colonos estadounidenses.

Phil Collins se ha declarado fanático de esta parte de la historia y, según el sitio web de El Álamo, “cuando otros niños estaban jugando a policías y ladrones u otros juegos infantiles, Collins dice que estaba recreando la Batalla del Álamo”. Esta pasión lo llevó a adquirir cientos de objetos, entre ellos un cuchillo, una espada y un bolso que fueron certificados como pertenecientes a protagonistas de la batalla. Las certificaciones fueron realizadas por el coleccionista de antigüedades Alexander McDuffie y el historiador y artista Joseph Musso.

McDuffie y Musso son los actores en esta demanda presentada el 15 de junio por el libro Forget the Alamo: The Rise and Fall of an American Myth, en contra de sus autores, Chris Tomlinson, Bryan Burrough y Jason Stanford, así como de la publicación Texas Monthly, de la casa editorial Random House.

El libro en cuestión incluye un capítulo dedicado al proyecto de reforma del sitio histórico, uno de los más visitados en Estados Unidos, que incluía un nuevo museo, un nuevo centro de visitantes y la compraventa y certificación de antigüedades relacionadas con el sitio. El nuevo museo era proyecto de la empresa Base Entertainment, que desarrolla, produce y presenta entretenimiento en vivo y que se explicaba como una experiencia “totalmente inmersiva organizada en una recreación auténtica del Álamo tal como era en 1836.”

En este capítulo, del que el Texas Monthly publicó un extracto antes de la publicación del libro en junio de 2021, se implica que McDuffie y Musso tomaron objetos falsificados que certificaron como auténticos y que vendieron a Phil Collins. En 2014, el músico donó al Museo de El Álamo cientos de objetos relacionados con este evento histórico, que coleccionó a lo largo de los años.

De acuerdo con la demanda, la publicación de este libro destrozó sus reputaciones y con ello sus negocios, lo que costó, además, que el proyecto de reforma se detuviera y que McDuffie tuviera que renunciar al puesto de historiador y fundador del planeado Museo Batalla por Texas.

McDuffie y Musso están pidiendo en la demanda compensación por el daño que este libro ocasionó a sus negocios, además del pago de daños por la pérdida de reputación y la “significativa” angustia emocional que esto les ha implicado.

El asunto de si los demandantes vendieron falsificaciones Phil Collins es tema de otro asunto legal que, hasta donde conocemos, no ha llegado a tribunales.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de Keith Johnston en Pixabay