Butacas de cine

 

Descendientes del autor del artículo en que se basó Top Gun, demandaron a Paramount Pictures por la secuela

Representados por dos importantes abogados, uno de ellos especializado en derechos de autor, los descendientes del autor del artículo en que se basaron para desarrollar la historia de Top Gun, han presentado demanda en contra de Paramount Pictures por infracción a sus derechos de autor con la secuela Top Gun: Maverick.

La demanda fue presentada el lunes en un tribunal federal de California por Shosh y Yuval Yonvay, esposa e hijo de Ehud Yonay, que en 1983 publicó en una revista el artículo titulado Top Guns sobre el que se basó la película original que protagonizó Tom Cruise.

Conforme con las disposiciones en materia de derechos de autor, pasados 35 años, los autores originales pueden recuperar sus derechos y sobre esta disposición los Yonay presentaron la demanda declarando que Paramount Pictures completó la secuela Top Gun: Maverick hasta el 8 de mayo de 2021, más de un año después de que la cesión de derechos de autor hubiere caducado en 2020.

“Este caso surge del fracaso consciente de Paramount de volver a adquirir los derechos cinematográficos y accesorios necesarios de la historia protegida por los derechos de autor de los Yonay antes de que finalizaran y se lanzara su secuela derivada de 2022”, se lee en la demanda escrita por el abogado especializado en la terminación de derechos de autor, Marc Toberoff, y el ex juez federal de apelaciones, Alex Kozinski. El abogado Toberoff representa a los herederos de los creadores de diferentes héroes de Marvel para que recuperen los derechos sobre sus creaciones.

Por supuesto que la demanda se basa en que la secuela está basada en la historia original publicada en 1983 por Ehud Yonay.

Paramount Pictures se ha defendido señalando que la película se completó antes del 8 de mayo de 2021, pero que sufrió algunos retrasos en su estreno, y que no es un trabajo derivado del artículo original.

Winston Cho, analista de The Hollywood Reporter, ha señalado que en el proceso se tendrá que responder si en realidad la película original es un derivado de la historia protegida por derechos de autor. Paramount le dio a Ehud Yonay un crédito de "sugerido por" en la película de 1986 y es que, si bien el estudio adquirió algunos derechos sobre el artículo de la revista, es posible que la compra no haya sido necesaria para la filmación de Top Gun.

Por otro lado, incluso si la película original fuera un derivado del trabajo de Yonay, no significa que la secuela lo sea también si el estudio no se basó en la historia para crear elementos originales de Top Gun: Maverick.

Sobre la demanda Paramount declaró en un comunicado que “Estas afirmaciones no tienen mérito y nos defenderemos enérgicamente”.

Ya veremos si la defensa de que los elementos de Top Gun: Maverick no están sujetos a derechos de autor prospera. Lo cierto es que desde su lanzamiento ha sido un éxito en taquilla con una recaudación mundial de 550 millones de dólares, con ingresos de 90 millones en su segunda semana.

Más información hollywoodreporter.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net