Judy Garland como Dorothy

 

Juez dicta medida para suspender subasta de vestido usado por Judy Garland en El Mago de Oz por controversia sobre propiedad

Un juez de distrito de los Estados Unidos detuvo, mediante una orden cautelar, la subasta que este martes se iba a realizar de uno de los vestidos que Judy Garland utilizó en la filmación de El Mago de Oz, solicitada en la demanda presentada por la descendiente del sacerdote a quien le regalaron el vestido.

Se trata del vestido azul con cuadros blancos que la actriz estadunidense vistió para dar vida al personaje de Dorothy en la multipremiada película de 1939 El Mago de Oz. No se trata de un vestido único, pues durante la filmación la actriz utilizó varios modelos idénticos, pero se trata de uno de los dos en los que la blusa blanca está incluida y fue el que la actriz visitó en la filmación de la escena en el castillo de la Bruja Malvada del Oeste. Esto según la información sobre la subasta.

Este vestido fue un obsequio personal que la actriz Mercedes McCambridge, contemporánea de Judy Garland, hizo en 1973 al sacerdote católico Gilbert Hartke, padre de la orden de los dominicos, que trabajaba como director del departamento de teatro de la Universidad Católica de América en Washington D.C.

El vestido estuvo perdido varios años hasta que el año pasado, durante labores de renovación de la universidad, fue encontrado metido en una caja de zapatos.

La Universidad Católica entregó el vestido para ser subastado el martes en Los Ángeles, California, en una venta de artículos de recuerdo usados en películas de Hollywood. La subasta estaba a cargo de la casa Bonhams que lo listó en preventa con un estimado de entre 800,000 a 1,2 millones de dólares.

La venta del vestido no pudo ser porque en la corte de distrito del juez federal Paul Gardephe en Manhattan, se recibió la demanda de Barbara Hartke, de 81 años, sobrina del padre Hartke, fallecido en 1986, en la que asegura que ella, al ser la única descendiente viva del sacerdote, es la propietaria legítima del vestido y no la institución universitaria.

En la demanda explica que la universidad “no tiene ningún interés de propiedad en el vestido, ya que… no hay documentación que demuestre que el difunto haya donado formal o informalmente el vestido a la Universidad Católica”. Por tal motivo pidió que se dictara una orden para detener la subasta en tanto se define la propiedad del vestido.

El abogado de la Universidad Católica respondió que como el padre Hartke pertenecía a los dominicos, quienes toman el voto de “nunca aceptar regalos personales”, el vestido no puede considerarse que fue de su propiedad y, por tanto, no forma parte de ninguna masa hereditaria.

En un comunicado, los abogados de la universidad dijeron: “Esperamos presentar nuestra posición y la abrumadora evidencia que contradice el reclamo de la señora Hartke ante el tribunal en el curso de este litigio”.

Al momento de escribir este artículo, no se habían recibido comentarios ni del abogado de Barbara Hartke ni de la casa de subastas Bonhams.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen independent.co.uk