Patito de Jorn antes de ser vandalizado

 

Artista plástica danesa dice haber modificado pintura de Asger Jorn, pero probablemente será acusada de destrucción de propiedad

El viernes 6 de mayo, el director del Museo Jorn en Silkeborg, Dinamarca, Jacob Thage, denunció que una pintura del artista danés Asger Oluf Jorn fue vandalizada con pegamento y la firma encima de quien “modificó” la obra, la artista plástica Ibi-Pippi Orup Hedegaard.

Asger Jorn, fundador del movimiento CoBrA de arte europeo avant-garde, es considerado uno de los pintores escandinavos más influyentes, quizá detrás del noruego Edward Munch.

Una parte de su obra la hizo adquiriendo en mercados de pulgas pinturas de artistas desconocidos, que luego modificaba con su grafiti, pinturas o palabras que pintaba encima de los originales.

Una de estas pinturas, colgada en las paredes del Museo Jorn, se titula Den ururoligende ælling (El patito inquietante) y fue la obra la que Ibi-Pippi eligió modificar con pegamento, una fotografía suya y una enorme firma.

La diferencia entre el trabajo de Jorn y el de Ibi-Pippi es que el primero, fallecido en 1973, adquiría las obras que casi no tenían valor y luego las modificaba, mientras que su Patito estaba valuado en varios millones de coronas danesas y no es propiedad de Ibi-Pippi, sino del museo.

“Es una discusión importante. Todo el mundo está de acuerdo en que Asger Jorn es un gran artista, entre otras cosas, por esta obra icónica. Pero creo que se niega que él sobrepintó la obra de otro artista sin permiso. Y eso es problemático. Entonces, hice una doble modificación, donde creo que tomo el control del trabajo de Asger Jorn”, declaró Ibi-Pippi Orup Hedegaard al periódico regional Midtjyllands Avis.

Jacob Thage no está de acuerdo con el punto de vista y lo que Ibi-Pippi, de 44 años, considera una “modificación”, él lo califica de vandalismo. “Solo toma unos segundos; eso es lo que es tan terrible. Y aunque la pintura es, técnicamente, un objeto muerto, tiene un gran significado para muchas personas. Para mí es incomprensible que alguien pueda destruir un tesoro nacional simplemente para iniciar una discusión que considera importante”.

El director del Museo Jorn explica que la pintura vandalizada, creada en 1959, tiene mucho significado. “Es una imagen fácil y divertida con la que identificarse. Pero tiene diferentes significados duales. Un lindo patito se convierte en una criatura monstruosa y alienígena a punto de destruir un paisaje idílico un tanto pequeñoburgués”.

Además, la cabeza del patito tiene la forma de la nube que se forma después de una explosión nuclear y que fue la manera en que el artista expresó su repudio a las pruebas de armas atómicas de los Estados Unidos en el atolón Bikini en el Océano Pacífico hasta 1958.

Mientras Jacob Thage se lamentaba de lo ocurrido y los restauradores hacían lo posible por quitar el pegamento chorreado del lienzo, Ibi-Pippi se ufanaba de ello en su perfil de Facebook, pues la “modificación” la hizo acompañada de otros artistas que grabaron y transmitieron en vivo el “happening”.

Ibi-Pippi no ha sido detenida y, al parecer, no se han presentado cargos formales en su contra. Sin embargo, lo más probable es que sea causada con la destrucción de propiedad de un museo y sea condenada a pagar una millonaria cantidad por concepto de reparación del daño.

La artista parece no inquietarse demasiado con ello y ha declarado que aceptó decididamente el riesgo que implicaba, que está cien por ciento detrás de su arte y que aceptará la decisión que un tribunal llegara a tomar.

El tema del arte modificado, al que Ibi-Pippi ha llamado la atención, aunque cometiendo un acto ilegal, será discutido por la Suprema Corte de los Estados Unidos respecto de si la “modificación” que Andy Warhol hizo de una fotografía de Prince al colorearla es arte derivado o una burla que por llevar su firma vale mucho dinero.

Más información cphpost.dk/ courthousenews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de publicseminaar.org