Rijksmuseum, Ámsterdam

 

Por seguridad, alcaldesa de Ámsterdam anunció que no habrá festejos fuera del estadio si el Ajax gana el título, por lo que ha sido amenazada

“Contrólense” es el mensaje que la alcaldesa de Ámsterdam, Países Bajos, envió a los cientos de fanáticos del club de fútbol Ajax que le han escrito amenazas por haber prohibido celebraciones en las calles de la ciudad cuando el club gane el título de la liga de fútbol profesional Eredivisie.

Tras el marcaje de un controvertido penal en los últimos minutos del partido del domingo a favor del club Feyenoord Rotterdam en partido en contra del PSV, el Ajax de Ámsterdam se acercó más al acariciado título de la liga al quedar cuatro puntos por arriba del PSV, con dos partidos más por jugarse. Se trata de un penal que ya el organismo de fútbol neerlandés, KNBV dijo que no debió haberse marcado, pero agua pasada no mueve molino.

En este escenario, los seguidores del Ajax se están preparando para celebrar por lo grande el título de su equipo que podría ganarlo jugando en casa. Sin embargo, la alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, advirtió que los únicos festejos permitidos serían en el estadio y no en el Museumplein, un espacio público en la ciudad en donde se localizan tres grandes museos, el Rijksmuseum, el Van Gogh y el Stedelijk, además de la sala de conciertos Concertgebouw y en el que unas 100,000 personas se congregaron en 2019 a festejar el título del Ajax.

Al hacer el anunció, la alcaldesa hizo notar que las autoridades de la ciudad habían contactado “a varias empresas” como un esfuerzo para organizar las celebraciones en el Museumplain, paro “en conjunto con el Ajax, hemos concluido que no podemos organizar esto de forma segura”.

Como respuesta a este anuncio, la alcaldesa empezó a recibir mensajes de fanáticos muy enojados que hacían todo tipo de amenazas que, sabemos, pueden llegar a ser no solo ofensivas o vulgares, sino de lo más grotescas.

“Desde que publicamos este mensaje, me han enterrado personalmente bajo amenazas y maldiciones”, escribió la alcaldesa Halsema en su cuenta de Instagram. "Rara vez reacciono a estas cosas, pero ahora les pido con urgencia: 'contrólense’”.

El tono de las amenazas y protestas ha llegado a grado tal que la ministra de Justicia, Dilan Yesilgöz, ha intervenido en el asunto, diciendo que la “tierra” que se ha echado a la alcaldesa es “indigno de nuestro club”.

“La alcaldesa debe poner la seguridad de los fanáticos del Ajax y de todos los amsterdameses primero, y eso debe ser respetado”, dijo la ministra de Justicia, nombrada en el cargo en enero de este año, en el cuarto gobierno de Mark Rutte.

Para los fanáticos del fútbol, afectos a las ruidosas y desordenadas celebraciones las victorias de sus clubes (o selecciones nacionales) la noticia es mala, pero partiendo de la experiencia de festejos que acabaron en desastres, probablemente las autoridades de varias ciudades están prefiriendo aguantar maldiciones que afrontar acusaciones penales por muertes accidentales.

En tal situación se vio envuelta la alcaldesa de Turín, Italia, Chiara Appendino, sentenciada a prisión en 2021 por los hechos sucedidos el 3 de junio de 2017 en la Piazza San Carlo de su ciudad, cuando durante la transmisión de la final de la Copa UEFA ocurrió una estampida que acabó con la vida de dos personas.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net