Tribunales en Londres

 

Juez de proceso presentado en Londres por examante en contra de Juan Carlos de Borbón, concluyó que el ex rey no goza de inmunidad soberana

En el proceso que se sigue en el Reino Unido en contra de Juan Carlos de Borbón, rey emérito de España, el juez Matthew Nicklin, del Tribunal Superior de Londres, concluyó que el ex jefe de estado español no goza de inmunidad soberana.

La decisión se presenta en el proceso que en 2020 inició en los tribunales británicos, Corinna Larsen, examante del rey, acusándolo de acoso y amenazas que le provocaron “gran dolor mental, alarma, ansiedad, angustia, pérdida de bienestar, humillación y estigma moral”, pidiendo, por tanto, ser compensada por daños.

Corinna Larsen es una empresaria alemana con quien Juan Carlos tuvo una relación sentimental. Aunque está divorciada del príncipe Alexandre zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, Corinna mantiene este apellido, pero en los medios es identificada como Larsen, su apellido de nacimiento.

En 2012, Juan Carlos transfirió a Corinna Larsen 77 millones de euros, supuestamente la comisión que obtuvo al intermediar para que una empresa española obtuviera un jugoso contrato para la construcción del ferrocarril de alta velocidad en Arabia Saudita.

Cuando la relación terminó, se lee en la demanda que en Londres presentó Corinna Larsen, el rey, a través de terceras personas, como el entonces director del Centro Nacional de Inteligencia de España, Féliz Sánz Roldán, le exigieron la devolución del dinero o la reanudación de la relación sentimental.

En la demanda, la empresaria relata que recibió amenazas y que quedó sujeta a vigilancia electrónica y seguimientos, además de dichos difamatorios en su contra, lo que la ha llevado a sentir angustia y ansiedad que han necesitado tratamiento médico, así como al deterioro de las relaciones con sus hijos y familiares, y a la pérdida de varios de sus multimillonarios clientes.

Cabe señalar que Corinna Larsen fue investigada dos veces por la fiscalía ginebrina en relación con la transferencia del dinero a cuentas bancarias. Además, testificó ante la Audiencia Nacional de España en el marco de la investigación que se hizo al llamado rey emérito por irregulares actividades financieras en las que incurrió siendo rey de España. Cabe señalar que estas investigaciones fueron desechadas a principios de mes en España por evidencia insuficiente, prescripción del delito y por la inmunidad soberana de la que Juan Carlos goza en su país.

En el proceso que se sigue en Londres, los abogados de la firma Clifford Chance que representan a Juan Carlos de Borbón, expusieron, como razón para desechar el procedimiento, que el español gde 84 años goza de inmunidad soberana conforme con el artículo 20 de la Ley de Inmunidad de Estado de 1978. Ese artículo protege a los jefes de estado y extiende la protección a “los miembros de su familia que formen parte de su hogar”.

El juez Nicklin trató de obtener constancia de que Juan Carlos de Borbón goza en el Reino Unido de inmunidad soberana, pidiendo a la ministra del exterior, Liz Truss, que usara canales oficiales para pedir a España esta información. “No ha habido reclamación alguna por parte del Estado español, ni alegación, respecto a la inmunidad que el acusado sostiene que aún disfruta. Ni se ha facilitado a est tribunal ningún certificado procedente del Ministerio de Exteriores, como establece el artículo 21 de la Ley de Inmunidad del Estado”, concluyó el juez, señalando que la demanda se circunscribe, entonces, al ámbito privado.

El abogado del rey emérito, Daniel Bethlehem, trató de demostrar en el tribunal que, conforme con la Ley de Inmunidad del Estado, Juan Carlos goza de esa protección, porque el haber usado funcionarios españoles para supuestamente investigar o hablar con Corinna, fueron “actos públicos por excelencia debido a quién es la persona”. El abogado Bethlehem agregó: “Tal supuesta conducta, incluso si fuera abusiva o ilegal, habría sido en la capacidad oficial de Su Majestad”.

El abogado de Corinna, Robin Rathmell, de la firma legal Kobre & Kim, sostuvo que desde la abdicación de Juan Carlos en junio de 2014 a favor de su hijo Felipe, el rey emérito no tiene inmunidad soberana, pese a ostentarse con ese título.

El juez concluyó que “cualquiera que sea su posición constitucional especial tras la abdicación, el acusado no es ni el soberano ni el jefe del Estado de España.”

Además, estableció claramente que tampoco forma parte del hogar de su hijo Felipe, jefe de estado de España, porque durante los dos últimos años ha vivido en Emiratos Árabes Unidos.

Precisando aún más, el juez concluyó que los actos de Juan Carlos como jefe de estado, respecto de la mediación con Corinna de funcionarios españoles, no pueden invocarse como inmunidad inherente al cargo, porque se hicieron en el ámbito privado.

Esta decisión significa que el proceso en contra de Juan Carlos pude seguir su curso. Ahora los abogados deberán concentrarse en el fondo del asunto, desechando o probando las acusaciones de Corinna Larsen.

Más información theguardian.com/ elpais.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de Steve Brown en Pixabay