Piernas de jugadores de futbol

 

Acuerdo con federación de fútbol de Estados Unidos que compensará y equiparará salarios de selecciones femenina y varonil

La mañana de este martes se anunció que la federación de fútbol de los Estados Unidos, U.S. Soccer, llegó a un acuerdo con el sindicato de jugadoras en el que no solo compensarán por años de inequidad en el pago de los salarios entre las selecciones masculina y femenina, sino que se comprometen a igualar los salarios entre ambas selecciones.

Bajo las cláusulas del acuerdo alcanzado, U.S. Soccer se compromete a compensar a varias docenas de jugadoras, actuales y pasadas, con 24 millones de dólares. Se trata de una aceptación tácita de que durante años han pagado de forma diferente a los hombres y a las mujeres.

Además, se comprometen a igualar los salarios entre las selecciones masculina y femenina, lo que solo se logrará negociando con la selección masculina una posible reducción de salarios para alcanzar la equidad.

El acuerdo al que se ha llegado queda supeditado a la ratificación del contrato colectivo con el sindicato de jugadoras y pondría fin a la demanda que en 2019 las veintiocho jugadoras de la selección femenina de fútbol presentaron por “discriminación por género institucionalizada” en contra de la Federación.

En esta acción legal se presentaron como argumentos que el salario, las condiciones de trabajo e incluso el pago de viáticos y arreglos de hoteles y de viaje, son inferiores a las que se ofrecen a los hombres, pese a que la selección femenina, a lo largo de la historia del fútbol en los Estados Unidos, ha logrado más triunfos que la varonil.

En mayo de 2020 sufrieron un fuerte revés en sus pretensiones cuando el juez de distrito concluyó que no existe la disparidad alegada, entre otros porque gracias a que jugaron más juegos (en parte debido a su éxito) y más juegos de alta calidad (torneos en lugar de "amistosos"), las mujeres obtuvieron más en compensación total y por juego que los hombres.

Las jugadoras, encabezadas por las estrellas del deporte en ese país, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn, Alex Morgan, Megan Rapinoe y Hope Solo, apelaron la decisión, instancia que sigue en proceso y que se daría por terminada con la materialización de este acuerdo que, sin embargo, llevará todavía meses en verse implementado.

“Lo que nos propusimos hacer era obtener el reconocimiento de discriminación por parte de U.S. Soccer, y lo recibimos a través de pagos retroactivos en el acuerdo. Nos propusimos tener un trato justo y equitativo en las condiciones de trabajo, y lo conseguimos a través del acuerdo sobre las condiciones de trabajo. Y nos propusimos tener el mismo salario para nosotros y el equipo masculino a través de U.S. Soccer, y lo logramos”, declaró a The New York Times vía telefónica Alex Morgan.

La controversia por la discriminación salarial por parte de U.S. Soccer, respecto de los salarios de los integrantes de la selección masculina de fútbol, empezó en 2015 cuando las jugadoras mencionadas presentaron una queja ante la Comisión de Equidad de Oportunidades en el Empleo, por lo que se trata de una lucha de seis años.

Selecciones femeninas de otros deportes y de otros países también han luchado por la equidad en los salarios y prestaciones. La victoria más importante la obtuvieron las jugadoras noruegas cuando en 2017 la Asociación Noruega de Fútbol, Norges Fotballforbund anunció que los jugadores accedieron reducir sus salarios para lograr con la selección femenina de fútbol salarios equitativos.

La situación de Noruega contrasta con la italiana en donde las reglas de 2017 de la Asociación Nacional de la Liga Amateur, NALA, a la que pertenecen los equipos femeniles, disponen que sus jugadores no pueden firmar ningún tipo de contrato, por lo que las mujeres de clubes tan importantes con el Juventus, reciben una gratificación de sus clubes de unos 60 euros por día “por un máximo de cinco días por semana durante una temporada”, más un bono de desempeño de 77.47 euros por partido. Una cantidad nimia comparada con los millonarios sueldos de los hombres.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It