Imprimir
Musica de Taylor Swift


Juez determina que la acusación de presunto plagio de Taylor Swift de una frase en su canción Shake it Off, será llevada ante jurado

El caso del presunto plagio de unas frases del éxito Shake it Off de Taylor Swift escribirá un nuevo capítulo tras la decisión de un juez de distrito de desechar la moción de un juicio sumario y establecer que el caso sea escuchado por un jurado.

En noviembre de 2017, los compositores Sean Hall y Nathan Butler demandaron a Taylor Swift, alegando que les “robó” la letra del tema Playas Gon’Play, interpretado por el grupo 3LW.

El asunto radica en una frase. En Playas Gon' Play se escucha "Playas, they gonna play / And haters, they gonna hate”. Una década después, el tema de Swift incluyó en su letra "[T]he players gonna play, play, play, play, play and the haters gonna hate, hate, hate, hate, hate”.

En febrero de 2018, el juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Michael W Fitzgerald, estableció que "combinar dos tópicos sobre playas and haters, ambas nociones muy usadas a partir de 2001, simplemente no es suficiente". Concluyó que "[e]n resumen, en la letra en cuestión, lo que los demandantes alegan que los demandados copiaron, es demasiado breve, poco original y poco creativo para garantizar protección bajo la Ley de Derechos de Autor".

En octubre de 2019, un panel de tres jueces de apelaciones del Noveno Circuito dispuso que esa conclusión que desechó la demanda de los compositores fue prematura. "La originalidad, como hemos reconocido desde hace tiempo, es normalmente una cuestión de hecho", se estableció en esa decisión.

Con la decisión de la Corte de Apelaciones, el caso regresó al juez Fitzgerald para que resolviera si hay o no plagio.

Los abogados de Taylor Swift presentaron una moción para que se decidiera la controversia en juicio sumario, pero la semana pasada el juez negó esa petición al concluir que "aunque hay algunas diferencias notables entre las obras, también hay similitudes significativas en el uso de palabras y la secuencia/estructura".

Al dar a conocer su decisión dispuso que "el tribunal no puede determinar actualmente que ningún jurado razonable pueda encontrar similitudes sustanciales en la redacción lírica, la disposición de las palabras o la estructura poética entre las dos obras". Agregó que pese a que los expertos presentados por Taylor Swift habían presentado "argumentos persuasivos", pero no fue suficiente para evitar que el caso llegara a juicio.

Ahora se deberá fijar la fecha para inicio del juicio y la selección de un jurado que decidirá si Taylor Swift con la letra de Shake it Off cometió plagio por el uso de playas (jugadores) y haters (odiadores).

Sobre estos temas de plagio, la organización copy-me.org realizó un documental que publicó en varias partes en YouTube que desentraña los mitos sobre los derechos de autor y la copia de una obra, partiendo de una base muy sencilla: no hay nada nuevo bajo el sol.

Al menos en parte, sugiere que todo lo que decimos, hacemos o creamos es una copia de las personas o el material del que aprendemos, después de ser procesados a través de las complejidades de nuestras propias experiencias.

Lo interesante de esta serie es que YouTube bloqueó el capítulo llamado Geniuses Steal (Los Genios Roban) por usar, paradójicamente, la canción Blurred Lines, de Robin Thicke y Pharrell Williams, acusada del plagio de Got to Give it Up de Marvin Gaye.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net