Logo de Netflix

 

En procedimiento de arbitraje Kevin Spacey fue condenado a pagar 31 millones de dólares a productora de House of Cards

Se ha conocido la decisión de un proceso de arbitraje emitida hace 13 meses en la que se concluye que el actor estadunidense Kevin Spacey debe pagar a la empresa que produjo la serie House of Cards para Netflix, 31 millones de dólares por las pérdidas que su mala conducta les representó.

El asunto se refiere a la acusación que en 2017 el actor Anthony Rapp presentó en contra de Spacey, señalándolo por haberse insinuado sexualmente en 1986, cuando Rapp tenía 14 años. Cuando esta acusación se hizo, en Estados Unidos el movimiento #MeToo estaba tomando impulso con las acusaciones al productor de cine Harvey Weinstein.

La productora de House of Cards, MRC y Netflix decidieron suspender la producción de la serie mientras se hacía una investigación. En ese momento se estaba filmando la sexta y última temporada. Cuando en diciembre de 2017 se presentaron más acusaciones en contra del actor, incluidas acusaciones de personal de la producción de la serie, MRC y Netflix decidieron terminar su contrato. Esta decisión implicó recortar la temporada de trece a ocho episodios y reescribir la historia para que siguiera sin la presencia de Frank Underwood, el principal personaje de la trama política que se basa en la novela de Michael Dobbs y que fue adaptada en 1990 por la BBC (y que resulta más interesante por tratarse de un sistema parlamentario).

En el arbitraje, que se mantuvo confidencial, MRC expuso que la mala conducta de Kevin Spacey ocasionó al estudio la pérdida de millones de dólares porque ya habían invertido tiempo y dinero desarrollando la temporada final. Además, expusieron que debido a la salida de Spacey, obtuvieron menos ingresos por el recorte de episodios de la temporada.

En la decisión, el árbitro adjudicó una compensación por daños de 31 millones de dólares a ser pagada a MCR por Kevin Spacey, además de los gastos legales en que incurrieron.

La decisión se conoce ahora porque los abogados de MCR pidieron en tribunal de California que se confirmara la adjudicación de la compensación. Por regla general, al presentarse una controversia en tribunales, el proceso es público y abierto.

Sobre esta decisión el abogado que representó los intereses de Kevin Spacey no comentó, mientras que MRC declaró en comunicado que “la seguridad de nuestros empleados y entornos de trabajo es de suma importancia para MRC y por eso nos propusimos impulsar la rendición de cuentas”.

Las acusaciones en contra de Kevin Spacey fueron cerradas por diferentes razones, salvo la de Anthony Rapp que, aprovechando que el tiempo para presentar casos civiles por delitos sexuales se amplió en el estado de Nueva York, presentó acusación formal el 9 de septiembre de 2020. Anthony Rapp es el comandante Paul Stamets en la serie de televisión Star Trek: Discovery.

Desde que se presentaron las acusaciones, Kevin Sapcey no volvió a ser visto en la pantalla, aunque ha trascendido que actualmente está filmado en California en una pequeña producción.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net