Logo de YouTube

 

En un panel de discusión la UFC señala que es necesario que YouTube y Facebook sean responsables por la piratería

En un panel de discusión organizado por el Entertainment Law Institute y la Sports and Entertainment Law Society (SELI) de la Universidad de New Hampshire (UNH) titulado "Piratería en línea de las peleas de UFC y deportes en vivo: el papel de la ley de derechos de autor", el director de operaciones de UFC, Lawrence Epstein, dijo que su empresa necesita desesperadamente una actualización de la ley de derechos de autor.

En palabras del directivo, demandar a YouTube y Facebook no es viable, por lo que es crucial que estas plataformas sean consideradas responsables por infringir contenido protegido por derechos de autor. Particularmente, la UFC (Ultimate Fighting Championship ) necesita que se establezca un sistema de eliminación y permanencia.

Además de Epstein, en el panel participaron Debbie Spander, fundadora y directora ejecutiva de Insight Sports, y Ryan Vacca (profesor de derecho en UNH Law).

Epstein describió la situación actual de la piratería como intelectualmente "superinteresante", pero en términos prácticos, "increíblemente frustrante". Señaló que la UFC se ha visto afectado negativamente por la piratería desde sus inicios y, hasta hace poco, la gran mayoría de sus ingresos provenían de eventos de PPV, que son fuertemente pirateados.

“Mucha gente siente que la piratería es un crimen sin víctimas, que realmente no se está causando tanto daño. Pero como creador de contenido, en particular de contenido deportivo, la UFC puede decir que nos genera un gran daño y un gran daño para nuestros atletas que son nuestros socios con nosotros en estos eventos”, dijo.

El problema según Epstein es que la UFC está limitado por leyes obsoletas, específicamente la Digital Millennium Copyright Act (DMCA, Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital) que no se ha actualizado durante casi un cuarto de siglo. En particular, el director de operaciones de la UFC siente que las disposiciones de eliminación de la DMCA están desactualizadas, especialmente cuando se trata de proteger eventos en vivo.

“La realidad es que para el propietario y creador del contenido, la DMCA es realmente una herramienta reactiva. Usted, como propietario de los derechos de autor, tiene que ir a YouTube, Facebook y Twitter y decir, 'oye, sin autorización, está mostrando nuestro material protegido por derechos de autor'. Y a través de una variedad de herramientas tecnológicas, ya sea una de eliminación o notificaciones, les pides que la eliminen” destaca.

Pero para una transmisión en vivo, la piratería no es retirada lo suficientemente rápido como para marcar la diferencia cuando importa. Con ese mecanismo, que el contenido sea eliminado toma de 15 a 20 minutos, no obstante una pelea estelar de la UFC puede durar 5 minutos. Para cuando la transmisión haya sido eliminada, el combate habrá terminado y el retiro no tendrá ninguna efectividad.

Para Epstein los que más contribuyen a la piratería de eventos en vivo son sitios como YouTube, Facebook o Twitter, y estos “se esconden detrás del puerto seguro y la DMCA y eso está sucediendo en detrimento de los creadores de contenido como nosotros”.

El moderador de la discusión, el director de SELI, Michael McCann, cuestionó a Epstein qué cambios están buscando. Este señaló que un sistema de eliminación y permanencia, en el que las plataformas como YouTube y Facebook serían notificadas una vez sobre el contenido infractor para que lo eliminen y luego mantenga ese mismo contenido fuera de la plataforma mientras monitorea a los infractores reincidentes.

 “Creemos que este cambio de carga es algo que tiene que ocurrir en estas grandes plataformas. La gran mayoría de la piratería se lleva a cabo en nombres familiares, en Facebook y YouTube. Entonces, estas grandes plataformas que están generando toneladas y toneladas de dinero tienen que asumir la responsabilidad de lo que sucede dentro de su ecosistema”, dijo Epstein.

La UFC opina que la solución al problema es realmente muy simple. Si pueden responsabilizar a las principales plataformas en línea por lo que hacen sus usuarios y tomar medidas al respecto, el problema puede mitigarse hasta un punto que resulte aceptable.

La UFC considera que las grandes plataformas ya cuentan con la tecnología para tomar estás medidas, y no están tan equivocados. Si no cuentan con esa tecnología, deben desarrollarla, porque es a lo que ahora les obliga la legislación europea.

La Directiva 2019/790, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de abril de 2019, sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital, en su Artículo 17 obliga a los Estados miembros a considerar que los prestadores de servicios para compartir contenidos en línea como YouTube o cualquier otro sitio de este tipo, realizan un acto de comunicación al público o de puesta a disposición del público cuando ofrecen obras protegidas por derechos de autor cargadas por sus usuarios y están obligados a obtener autorización de los titulares de derechos o retirarlo.

Si no se obtiene la autorización las plataformas serán "responsables de los actos no autorizados de comunicación al público, incluida la puesta a disposición de obras y otras prestaciones protegidas por derechos de propiedad intelectual". Es decir, a diferencia de las disposiciones de Estados Unidos, la responsabilidad ya no es de los usuarios, sino de las plataformas y estas dejan de ser simplemente intermediarios.

Veremos si logran el cambio de paradigma en Estados Unidos.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net