Tiara en cabeza de mujer

 

Organización feminista representa a tres mujeres rechazadas del concurso Miss Francia por estatura, situación familiar o estilo de vida

La organización feminista francesa Osez Le Féminisme está representando a tres mujeres en una demanda en contra del concurso de belleza Miss Francia, exponiendo que las concursantes deben ser consideradas como empleadas bajo la ley y que, en ese sentido, deben quedar protegidas contra toda forma de discriminación.

Osez Le Féminisme, que se traduce como Atrévete al Feminismo, no ha mencionado quienes son las tres mujeres que demandan ni sus circunstancias particulares, pero han expuesto que la demanda se centra en las reglas de ingreso del concurso que excluyen a personas que midan menos de 1.70 metros, que estén casadas o hayan estado casadas y que sean mamás.

Esas son las reglas básicas de ingreso, sin embargo, la convocatoria para la edición 2022 del concurso y el código de ética dispone que solo pueden aplicar mujeres nacidas entre el 1 de enero de 1997 y el 1 de noviembre de 2003, que no tengan tatuajes visibles, que no se tomen o hayan tomado fotografías provocativas, que no fumen ni beban en público y que “no se comporten contrario a las buenas costumbres, al orden público y/o al espíritu de la competencia basado en valores particulares como la elegancia.”

“Esencialmente, son mujeres que querían mostrar algo más. Mujeres del día a día. Ellas querían, sabes, mostrar que las mujeres no solo son supermodelos que son súper altas y súper delgadas y perfectas y que las mujeres son muchas cosas y muchas cosas diferentes. Esa es la belleza de esto”, declaró sobre la demanda Úrsula Le Menn, vocera de Osez Le Féminisme.

“Cuando ellas [vieron] que no es posible mostrar nada sino la representación perfecta de una mujer objeto que Miss Francia quiere presentar, vinieron a nosotras.”

La demanda, presentada en contra de Miss Francia y de la empresa que produce el concurso, Endemol, pretende dos cosas. La primera, que las concursantes sean reconocidas como trabajadoras conforme con la ley laboral.

“Esencialmente, ellas son tratadas como voluntarias, cuando en realidad trabajan durante mes y medio”, declaró Le Menn, explicando que en la demanda presentan un precedente de 2013 en el que un tribunal francés falló a favor de un concursante de Mr. Francia en el sentido de que el concurso fue una relación laboral.

“El mismo razonamiento debe ser aplicado a Miss Francia”, declaró la vocera de la organización.

La segunda pretensión es que una vez que se reconozca que las concursantes son trabajadoras, entonces deben quedar protegidas bajo la legislación laboral francesa que prohíbe la discriminación basada en género, orientación sexual, situación familiar y características genéticas.

“En la legislación laboral en Francia solo puedes … elegir [trabajadores] bajo los criterios necesarios para el trabajo”, agregó Úrsula Le Menn. “Y si establecemos que esto es un espectáculo, en esencia podrán elegir [concursantes] en el solo hecho de que sean mujeres y que sepan bailar.”

La vocera de la organización no ocultó el hecho de que están en contra de la realización del concurso.

“En un mundo ideal, quisiéramos que nadie viera mujeres la noche de un sábado, las criticara, dijera que esta es mejor que la otra, yo prefiero esta, yo prefiero esta parte de su cuerpo al de la otra”, dijo. “Nos encantaría estar en una sociedad en la que todos encuentran esto completamente obsoleto y pasado de moda. Pero no estamos ahí todavía, así que estamos haciendo uso de la ley.”

Esta no es la primera demanda que por discriminación se presenta en contra de un concurso de belleza y seguramente tampoco será la última. En diciembre de 2019 la entonces Miss Ucrania, Veronika Didusenko, demandó al concurso Miss Mundo porque no le permitieron participar por ser madre.

Quiero que Miss Mundo cambie esas reglas para hacer a los concursos de belleza incluyentes para todos”, declaró Veronika sobre la demanda. “Porque las competencias inclusivas pueden ayudar a romper estereotipos de género, crear oportunidades profesionales para las concursantes y ayudar a empoderar a las mujeres.

“Por ejemplo, las casas de modas regularmente incluyen a mujeres embarazadas, modelos de tallas grandes y modelos de todas las edades para sus pasarelas.

“Así los concursos de belleza necesitan seguir el liderazgo y celebrar a todas las mujeres por igual”.

Más información cbc.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net