Gente bailando

 

Músicos en Salónica exigen a las autoridades que levanten la restricción de música en vivo en bares y restaurantes

Cientos de músicos, en su mayoría Disk Jockeys, DJ, en Salónica (Tesalónica), Grecia, se manifestaron esta semana por la prohibición de que se ejecute música en vivió en bares, cafeterías y restaurantes debido a las restricciones por el aumento de contagios de Covid-19.

El número de casos a nivel nacional han descendido en Grecia, sin embargo, por el aumento de casos en Salónica, la segunda ciudad más grande Grecia, importante puerto del norte del Egeo, desde el 1º de octubre está vigente una serie de restricciones a la movilidad.

El anuncio fue realizado por el Ministerio de Protección Civil que extendió durante una semana más las restricciones de nivel 4 en Salónica y en ciudades vecina para tratar de controlar los contagios de la enfermedad.

Estas restricciones, que este 6 de octubre serán revisadas, implican un toque de queda entre una y seis de la mañana, exceptuando la movilización médica y de urgencias, y la prohibición de música en clubes, bares y restaurantes para evitar el congestionamiento de personas.

Igualmente, las reuniones públicas se limitaron a un máximo de 20 personas. Incumplir estas disposiciones trae aparejada una multa que va de entre 50,000 a 200,000 euros.

En el icónico monumento que identifica a la ciudad, la Torre Blanca, este 4 de octubre se reunieron DJ y personal de servicio en restaurantes y bares y demás empleados de la industria de la hospitalidad, para protestar por la prohibición de música en vivió exhibiendo un letrero en el que se leía “Sin música no hay vida”.

El llamado de los manifestantes fue no solo al levantamiento inmediato de las restricciones, sino a la compensación por la pérdida de ingresos de los músicos y demás trabajadores de bares, clubes y restaurantes.

Los DJ declararon que la prohibición es injusta porque se aplica a lugares cerrados, mientras que se siguen permitiendo los conciertos masivos.

Conforme con Christos Kaltsas, presidente de la Asociación Salónica de Disk Jockeys, unos 300 trabajadores han perdido sus empleos por las restricciones derivadas del Covid-19, mientras que cerca de 200 establecimientos, la mayoría clubes nocturnos, han cerrado o han reducido la rotación de los músicos debido a la prohibición de música.

Uno de los gremios más afectados en lugares en donde se han impuesto estrictas restricciones a las libertades de las personas es de la industria de la hospitalidad y del entretenimiento, lo que llevó a protestas semejantes en varias ciudades del mundo.

En Irlanda del Norte el cantante Van Morrison se manifestó en contra de la prohibición de que se ejecutara música en vivo presentando un recurso en el Departamento de Salud del país del Reino Unido e Irlanda del Norte, pidiendo que explicara y fundamentara las razones del cierre de bares, restaurantes y clubes y la prohibición de música.

Van Morrison se ha opuesto repetidamente a las medidas en contra del nuevo coronavirus y ha usado su creatividad musical para demostrarlo. En septiembre de 2020 publicó tres canciones en las que se manifiesta en contra de estas medidas y en diciembre lanzó una cuarta canción en colaboración con Eric Clapton.

Más información ekhatimerini.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net