Imprimir
Regazo de monje buddhista

 

Niegan a monje buddhista detener transmisión de programa que expone acusación de que visitó tienda de artículos sexuales

Este lunes el juez Greg Garde de la Suprema Corte de Victoria, Australia, negó la petición de un monje buddhista de evitar la transmisión de un programa de televisión sobre la disputa que se sigue en su templo para retirarlo como abad por haber incumplido las reglas monásticas y haber hecho compras en una tienda de artículos sexuales.

El caso principal se refiere a la Asociación del Templo Buddhista Jemer, que administra el Templo Eysan Meanchey en Thomastown, un suburbio de Melbourne, en contra del monje y abad, venerable Hout Chhet, a quien acusan de haber roto las reglas monásticas al haber tenido relaciones sexuales con una mujer y haber usado para su uso personal dinero donado al templo. El venerable Chhet, que niega todos estos hechos, fue suspendido temporalmente como abad por orden judicial dictada en julio por el juez Garde.

En la acusación se declara que el monje vistió la tienda Sexyland y que adquirió mercancía con dinero del templo y sobre esta visita el programa de televisión A Current Affair filmó un episodio titulado Problemas en el templo, que está previsto salir al aire próximamente.

Según la petición presentada por el monje, el programa de televisión se centra en que fue “atrapado” saliendo de la mencionada tienda en la que supuestamente pagó más de 200 dólares australianos con su tarjeta de crédito. El monje argumenta que nunca fue “atrapado” saliendo de la tienda y que no hay evidencia directa que lo coloque en ese sitio como video en cámaras de seguridad o testigos. Declara que el cargo a la tarjeta fue hecho por su hermano.

Ante el juez Garde, el abogado del venerable, Paul Hayes, expuso que el reportaje del programa de televisión es lascivo y que es necesaria una orden para que no se transmita porque pondría en riesgo la administración de la justicia en el caso en contra de la administración del templo, así como la seguridad del religioso.

En representación de Canal Nueve, propietario del programa de televisión, se presentó el abogado Zander Croft, quien dijo que no había evidencia de que la seguridad del venerable Chhet estuviera en riesgo porque el asunto de la visita a Sexyland ya ha sido publicado en otros medios de comunicación.

"Su señoría no se dejará influir por lo que decimos que es una información justa y precisa en los medios", declaró el abogado Croft.

En esta petición también se presentó el abogado de la administración del templo, Andy Naidu, quien declaró que este es un ejemplo más de la forma en que el religioso busca obstruir el proceso que se sigue en su contra.

El juez Garde negó la petición de suprimir la transmisión del programa concluyendo que no hay evidencia de que la seguridad del monje se vea en peligro. Tampoco peligra la administración de justicia porque en el tribunal ya se presentó documentación en la que el monje expone que la compra en Sexyland fue realizada por su hermano usando su tarjeta de crédito.

De esta forma, el programa de televisión, que, sin duda, busca poner el dedo en la llaga e inflamar la opinión pública, podrá ser transmitido por Canal Nueve.

Más información smh.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net