Imprimir
Rijksmuseum, Ámsterdam

 

Pese a decisión judicial, Ámsterdam decide regresar a herederos pintura de Kandinsky vendida bajo ocupación nazi

En una situación que generó mucha controversia y que puso en tela de juicio la forma de operar de la Comisión de Restitución de Países Bajos, el 28 de agosto la ciudad de Ámsterdam anunció la decisión de devolver a los herederos del propietario judío la obra Bild mit Häusern, Pintura con casas, de Vasili Kandinsky, pese a decisión judicial que concedió la propiedad al Museo Stedelijk.

Bild mit Häusern, era propiedad de Emanuel Lowenstein, un comerciante judío de máquinas de coser. En 1940 la pieza fue vendida por Robert Lowenstein o por su esposa durante la ocupación nazi de Países Bajos. Robert Lowenstein huyó a Francia en 1939 y luego a Estados Unidos en 1940.

Considerando que la venta había sido bajo coacción del régimen nazi, los herederos de Lowenstein presentaron su caso al Comité de Restitución neerlandés, organismo que en 2018 decidió que la propiedad de la obra es del Museo Stedelijk, en Ámsterdam, porque la venta no se hizo bajo coacción sino por una crisis financiera del vendedor. En particular, el Comité señaló que la obra en disputa “tiene un importante valor en la historia del arte y es un eslabón esencial en la limitada visión de la obra de Kandinsky en la colección del museo”, mientras que los reclamantes declararon no tener “pasado emocional ni ningún otro vínculo intenso con la obra.”

Esta decisión fue muy criticada y frente a esta reacción internacional el gobierno neerlandés encomendó a Jacob Kohnstamm, un político, una investigación independiente sobre la actuación del Comité de Restitución. Las conclusiones de esta investigación fueron publicadas en diciembre y se instó a tomar una política “orientada más hacia la humanidad, transparencia y buena voluntad”, señalando que la reputación del país en la entrega de arte robado por los nazis “quedó socavada por un número limitado de peticiones de restitución que han sido rechazadas en años recientes”, aunque no identificó reclamos en particular.

Paralelo a esta investigación, los herederos de Lowenstein presentaron su caso en contra del Comité de Restituciones ante una corte de distrito de Ámsterdam, la que falló en su contra el mismo mes de diciembre de 2020, confirmando la propiedad de la obra de Kandinsky al Stedelijk.

Resultado de esta sucesión de eventos que empañó la imagen del gobierno neerlandés respecto de la restitución de arte robado, la semana pasada la alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, y la encargada de arte de la ciudad, Touria Meliani, declararon mediante comunicado que no es necesario que el caso vuelva a ser revisado por el Comité de Restituciones porque bajo las nuevas guías que se emitieron derivado de esta situación, el Comité muy probablemente recomendaría la restitución de la pieza de arte.

“Tenemos una historia como ciudad y con ella viene la gran responsabilidad de lidiar con la injusticia y el sufrimiento irreparable infligido a la población judía durante la Segunda Guerra Mundial”, se lee en el comunicado. "La ciudad defiende una política de restitución justa y clara, devolviendo la mayor cantidad de arte saqueado posible a los propietarios legítimos o los herederos de los propietarios".

En ese mismo comunicado se manifiesta que las autoridades responsables ya han empezado las negociaciones con los herederos para llegar a un acuerdo de restitución de la obra de Kandinsky que dejará las paredes del museo para, posiblemente, adornar las de la residencia de algún coleccionista o, en el mejor de los casos, ser vendida a un museo dispuesto a pagar su precio.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net