Celebridades Angelababy y  Huang Xiaoming

 

Paralelo a directrices para evitar el caso de los fans en plataformas tecnológicas, desapareció de la red toda referencia a una famosa actriz

La Administración del Ciberespacio de China emitió la semana pasada 10 reglas para que las autoridades de cada provincia vigilen y rectifiquen el “caos del círculo de fans” de celebridades y obliguen a las plataformas a ejecutar sus obligaciones para evitar la irracional adoración de ídolos. A estas medidas precedió la cancelación de la información de la actriz Zhao Wei, famosa actriz e inversionista envuelta en varias demandas de fraude.

Para el gobierno de China la excesiva adoración de celebridades en Internet es fuente de conductas indeseables como disputas y acusaciones entre seguidores o adoración incondicional de las celebridades pese a los escándalos y malas conductas en las que se han involucrado, lo que es en detrimento del desarrollo cultural de las generaciones más jóvenes.

Entre estas acciones se obliga a las plataformas tecnológicas a suprimir las listas de las mejores celebridades, a prohibir foros de discusión que lleven a disputas y a emitir mejores guías de comportamiento de los fans.

También se publicó el borrador de unas reglas de los servicios de algoritmos que se inclinan hacia la transparencia y autenticidad de las estadísticas y el buen uso de los datos.

Antes de la emisión de estas reglas, plataformas como Weibo y buscadores como Baidu realizaron acciones en la materia, eliminando las listas de las mejores celebridades y los comentarios con lenguaje de odio. Además, se eliminaron las aplicaciones que existían en materia de recaudación de fondos para celebridades, el rastreo de sus actividades y las listas de rankings.

En paralelo, sin mediar explicación, se eliminó todo rastro en la red de la actriz Zhao Wei, quien participó en la serie de televisión Mi bella princesa, una de las más exitosas en los últimos años. Lo interesante es que se eliminó todo rastro de su nombre en todo programa y película en que ha participado, incluyendo entrevistas.

Además de actriz, Zhao se ha dedicado a las inversiones y es empresaria, pero no sin contrariedades. Fue demandada por 67 inversores que le exigieron unos 50 millones de yuanes (7,45 millones de dólares) en compensación por una adquisición engañosa en 2016, y ella y su esposo fueron excluidos de los mercados de valores de China durante cinco años por violaciones del mercado en 2017.

Sus empresas también están en riesgo pues se ha retirado la autorización a dos de ellas y corre el riesgo de que sus bienes sean congelados.

Además de Zhao, el actor Zhang Zhehan quedó censurado en varias redes sociales después de haber mostrado una fotografía de él en el templo Yasukuni en Japón. Se trata de un controvertido templo en donde se enterraron a varias personas consideradas criminales de guerra.

Hay otras celebridades que están siendo investigadas o que han sido imputadas como Zheng Shuang sentenciado por defraudación fiscal y el actor chino canadiense Kris Wu Yifan, acusado por varias mujeres menores de edad de violación y agresión sexual. Pese a estas acusaciones, hay muchas personas que lo siguen apoyando incondicionalmente. En una publicación un fan escribió: “Hay solo 2 millones de soldado en el Ejército Popular de Liberación y cerca de 2.5 millones de policías en China, pero Wu tiene 50 millones de seguidores en Weibo, seguro que nosotros podemos rescatarlo de la prisión.”

Es esta conducta fanática e irracional de personas que siguen a estos ídolos y celebridades que presentan un mal modelo social, lo que las autoridades chinas buscan evitar.

Más información globaltimes.cn

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net