Butacas de cine

 

Hong Kong anuncia nuevas reformas a ley de censura de cinematografía para incorporar disposiciones de la ley de seguridad

China sigue cerrando la pinza en Hong Kong y la mira está puesta ahora en la industria cinematográfica con la reforma de la Ordenanza de censura de cinematográfica, Film Censorship Ordinance, que se discutirá la próxima semana en la Asamblea Legislativa. La Ley de Seguridad nacional es el eje que está guiando estas reformas.

Estas reformas fueron anunciadas por el ministro de Comercio y Desarrollo Económico, Edward Yau Tang-wah. “Las reformas esta vez son simples y directas. El objetivo es consolidar nuestro fundamento legal respecto del trabajo de censura de filmes para evitar actos en contra de la seguridad nacional”, declaró el ministro.

Entre las reformas, el proceso actual de apelación al consejo oficial ya no será la vía para recurrir las prohibiciones que se impongan por razones de seguridad nacional y se concede al Ministerio de Comercio la facultad de vetar las películas hasta 28 días de ser necesario. Estas prohibiciones, sin embargo, sí pueden ser revisadas en instancias judiciales.

En estas reformas se incorpora la guía de censura que se emitió en junio y en la que se establece que no se permitirán las proyecciones de películas que “respalden, apoyen, promuevan, glorifiquen o inciten” actos de subversión, secesión, terrorismo o colusión con fuerzas extranjeras, actividades que están tipificadas como delito en la ley de seguridad nacional.

La reforma a la ley de censura reforma también el panel de censura que actualmente es de 40 integrantes y es asesorado por un grupo de 300 civiles que revisan las películas remitidas y les asignan la clasificación con base en sexo, violencia, delitos o insultos a la raza o religión. Las reformas añaden a esta lista aspectos de seguridad nacional.

La censura no solo se refiere a las películas extranjeras que pretendan ser proyectadas en Hong Kong, o incluso vendidas en algún formato como DVD, sino incluso a las películas que quieran ser realizadas por la industria fílmica que en alguna época se calificó como “el Hollywood del lejano Oriente”.

Respecto de los creadores, el ministro Yau aseguró que “seguiremos comunicándonos con ellos sobre sus preocupaciones y les ofreceremos directrices sobre la nueva ley para evitar que entren en un en campo minado legal… debe haber espacio suficiente para que ellos trabajen en sus producciones cinematográficas”.

La Autoridad de Censura queda facultada también para autorizar a un inspector a entrar y buscar en cualquier local, sin necesidad de contar con orden judicial, para detener las proyecciones no autorizadas de películas.

Las sanciones por incumplimiento a esta ley también son más elevadas y se castigará con cárcel de mínimo dos y hasta tres años y multa de entre 200 mil y 1 millón de dólares hongkoneses, entre 9,900 y 12,800 dólares estadunidenses, a quien proyecte filmes no autorizados. Esto es independiente de la presentación de cargos conforme con la Ley de Seguridad Nacional.

Las reformas no solo incluyen la censura de nuevas películas, sino de películas que ya han sido proyectadas y que se distribuyen, aunque el Ministerio aseguró que de momento no hay ninguna lista con títulos que vayan a ser prohibidos.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net