Si Ernesto de Hanover y Carolina de Mónaco están a punto del divorcio, sigue siendo un enigma. Lo cierto en este momento es que ha dejado de ser un problema para el controvertido príncipe el problema legal que arrastraba desde el año 2000.

El tribunal de apelación de Hildesheim, Alemania, redujo la sentencia en contra del príncipe por la agresión que cometió hace diez años en contra del gerente de un hotel en Kenia.

Los hechos sucedieron cuando Ernesto de Hanover, al frente de un grupo de vecinos, acudió a un hotel ubicado en su zona residencial para solicitar que se bajara el volumen de la discoteca porque alteraba la paz del vecindario.

El gerente del hotel declaró que el príncipe lo agredió a puñetazos, dejándolo malherido y para confirmar su versión hizo circular fotografías suyas ensangrentado en un hospital en Mombasa. Pero el príncipe declaró que si bien si lo agredió, se trató de dos bofetadas que no produjeron mayor magulladura que a la estima propia del gerente.

El asunto llegó a tribunales y en primera instancia se confirmó la versión del gerente por lo que se condenó en el 2004 a Ernesto Augusto de Hanover a pagar una multa por 445.000 euros. La sentencia fue apelada y mediante una nueva sentencia la multa se redujo a 200.000 euros pues se declara que si bien las dos bofetadas consecutivas que le propinó al gerente del hotel no fueron correctas, no se trató de una acción de “brutalidad descontrolada”.

Durante el proceso se llamó a declarar a Carolina de Mónaco como testigo de su marido. La princesa canceló su primera audiencia en noviembre del año pasado argumentando  falta de tiempo, pero declaró el 13 de enero pasado, días después de que se publicara una fotografía de su marido besando a una desconocida.

Durante su comparecencia Carolina sostuvo que si bien su marido agredió al demandante, no se trató de una agresión desmedida apoyando que los hechos narrados por el gerente de hotel eran exagerados.

Una nota curiosa. El abogado de Ernesto de Hanover en este conflicto se llama Hanover Hans Wolfang Euler. Hanover defendiendo a Hanover.

Fuente AFP

 

www.miabogadoenlinea.net