Camisa y corbata

 

Por tentativa de extorsión, el abogado Michael Avenatti, que se enfrentó a Trump, fue sentenciado a 30 meses de prisión

Otro abogado que “perdió el camino” fue sentenciado en los Estados Unidos la semana pasada. Esta vez se trata de Michael Avenatti conocido por haber representado celebridades, entre ellas la actriz de cine para adultos Stormy Daniels en su demanda a Trump.

Si bien Avenatti alcanzó la “celebridad” enfrentándose al presidente de los Estados Unidos en el escandaloso caso de Daniels, era bien conocido en el mundo del espectáculo antes. Así, detrás de la demanda civil presentada en contra de Jim Carrey por el ex esposo de Cathriona White, la novia de Carey que se suicidó, estuvo Michael Avenatti. En esa demanda acusaban al actor de haber proporcionado drogas a White, pero el juez consideró que no tenía méritos y en 2018 esa demanda fue desechada.

La semana pasada un tribunal federal en Nueva York sentenció a Avenatti a 30 meses de prisión por los delitos de extorsión, transmisión de comunicaciones interestatales con la intención de extorsionar y fraude electrónico, cometidos cuando estuvo en negociaciones con el abogado de Nike al que pidió un pago de entre 15 y 25 millones de dólares para no revelar que supuestamente la empresa de ropa y calzado deportivo había hecho pagos ilegales a jóvenes deportistas. En ese momento Avenatti representaba al propietario de un equipo de basquetbol de la liga juvenil de Los Ángeles.

Por los tres delitos de los que se declaró culpable, Michael Avenatti fue encontrado culpable por un jurado en febrero de 2020. El viernes se celebró la audiencia en la que el juez de la corte de distrito de los Estados Unidos en Nueva York, Paul G. Gardephe, dictó la sentencia de dos años y medio de prisión, diciendo que el comportamiento del abogado había sido “escandaloso”. El juez agregó que Avenatti “secuestró los reclamos de su cliente” y “usó esos reclamos para promover su propia agenda, que era extorsionar a Nike para su beneficio".

Durante la audiencia Avenatti se declaró arrepentido, manifestando que había “perdido el camino”, traicionando a familia, amigos, clientes y a la profesión. “No hay duda de que debo pagar, he pagado y seguiré pagando el precio por lo que he hecho”, declaró conteniendo las lágrimas según reportan los medios.

Efectivamente, seguirá pagando porque sus problemas legales no terminan aquí. Esta semana empieza en California un proceso diferente en el que se le acusa de haber defraudado millones de dólares a diferentes clientes, de modo semejante a las acusaciones que se siguen al abogado Tom Girardi, en cuyo proceso de quiebra la semana pasada un juez permitió a clientes a los que debe 11 millones de dólares, cobrarlos a su esposa Erika, socialité y participante de un reality show.

El próximo año Avenatti enfrentará otro proceso en Nueva York en el que Stormy Daniels a quien el abogado de Trump, Michael Cohen (sentenciado por diversos delitos) pagó para que firmara un acuerdo de no revelar su relación con el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos. La actriz de cine para adultos demandó tres veces a Trump, una de ellas por difamación, pero perdió su caso. Daniels acusa a Avenatti, que la representó en su enfrentamiento con Trump y cuando fue detenida por la policía de Ohio, por haberle defraudado 300,000 dólares del adelanto del contrato por un libro que firmó.

Michael Avenatti niega haber cometido los actos por los que será procesado.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net