Mujer con teléfono celular

 

Interpol lanza una aplicación con extensa base de datos para identificar obras de arte reportadas como robadas

Gracias a una nueva aplicación lanzada por Interpol, el mes pasado la policía española detuvo en Barcelona a dos personas que intentaban vender tres monedas de oro romanas que fueron robadas en Suiza en 2012 y que en conjunto tienen un valor de unos 200,000 euros.

Se trata de la aplicación ID-Art que está disponible de forma gratuita en la Play Store de Google y en Apple App Store y que ya está siendo usada en un programa piloto por las policías de España y de Italia.

“Es una herramienta concreta para policías y aduanas y para museos y personas privadas”, declaró Corrado Catesi, director de la Unidad de Obras de Arte de Interpol. “No es la panacea, pero en verdad puede ayudar.”

La aplicación permite a los usuarios revisar 52,000 obras de arte que se han registrado como robadas en la base de datos de Interpol. Además está pensada como una herramienta para coleccionistas y museos al permitirles crear inventarios de sus colecciones. Estas bases de datos pueden ser remitidas a la Interpol en caso de robo y eso aumentará las probabilidades para recuperar las obras robadas.

Corrado Catesi dijo que desde que se puso a disposición del público el 6 de mayo, la aplicación ha sido descargada miles de veces por usuarios de todo el mundo porque mediante ella puedan revisar compras potenciales de arte lo que permite a los coleccionistas realizar “el mínimo de diligencia debida” al hacer una compra. Así, los usuarios pueden hacer búsquedas ya sea subiendo una imagen o ingresando ciertos criterios de búsqueda.

ID-Art, aunque es una base de datos amplia, no contiene todos los registros de arte robado o saqueado. The Art Newspaper reporta que el Instituto Fraunhofer de Investigación en Gráficos por Computadora, ubicado en Darmstadt, Alemania, está desarrollando una aplicación similar conocida como KIKU. Se trata de un programa que utiliza el aprendizaje automático para identificar un objeto a partir de fotografías y así ayudar a determinar si puede haber sido saqueado o excavado ilegalmente de un sitio arqueológico.

Por ejemplo, en el caso de objetos saqueados de sitios arqueológicos, los usuarios envían a KIKU fotografías de los objetos de tal forma que la aplicación busca objetos similares ya sea por imagen o por información proporcionada por los arqueólogos sobre fecha y lugar de origen. Esta información indica inicialmente a la policía e investigadores si hay probabilidades de que el objeto fue saqueado o robado. Después de esto KIKU compara la imagen con las bases de datos que existen sobre arte robado, incluida la de Interpol y suena la alarma si encuentra una coincidencia.

Interpol reporta que además de la identificación por la policía española de las monedas de oro romanas, el departamento de la policía italiana de protección a la herencia cultural ya identificó dos estatuas robadas gracias a ID-Arte.

Este departamento especial de la policía italiana ha hecho interesantes descubrimientos de arte robado y, sin duda, esta herramienta tecnológica ayudará más en su trabajo. Por ejemplo, en 2012 encontraron 37 de 42 obras de arte que fueron robadas en 1971 y que un matrimonio compró en el mercado negro. La esposa fue imputada por la posesión de obras de arte robadas.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net