Logo de YouTube

 

Una celebridad de YouTube, que creó una serie de animaciones de Lego en stop-motion, está siendo demandado por violar derechos de autor de testigos de Jehová

La Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (WTBTSP), es el organismo supervisor y editor del grupo religioso de los testigos de Jehová y hace todo lo posible para detener a aquellos que, desde su punto de vista, están socavando su fe.

Si bien gran parte de esto no ocurre ante el público en general, ocasionalmente estás prácticas se hacen públicas cuando el grupo emprende acciones legales contra personas que presuntamente han violado sus derechos de propiedad intelectual.

Watch Tower tiene derechos de autor registrados para muchas obras, por lo que cuando son publicadas por sus detractores, críticos y / o ex miembros, el grupo lleva el asunto a tribunales.

En este caso sus baterías están dirigidas contra un YouTuber identificado como Kevin McFree, que hace animaciones de stop-motion con Lego.

En la descripción se establece que: “Este canal no está destinado a niños, sino que busca brindar un poco de humor alegre para los adultos que finalmente ven al grupo de alto control conocido como los testigos de Jehová por lo que son. El contenido de este canal son principalmente historias de animación en stop motion de EX-TJ ambientadas en una ciudad ficticia de testigos de Jehová conocida como DubTown".

En el verano de 2018, Watch Tower presentó una solicitud de citación de DMCA en un tribunal de Nueva York, como lo ha hecho muchas veces antes, con el objetivo de que YouTube y/o Google entregaran los datos personales de este usuario, porque en uno de los videos identificado como DubTown - Family Worship July Broadcast, se reproducían alrededor de siete minutos y medio de imágenes filtradas de los videos de WTBTS.

YouTube eliminó el video, pero McFree apeló la solicitud centrando sus argumentos en las disposiciones de uso justo de la DMCA, pero después de casi tres años el asunto no ha avanzado por lo que WTBTS decidió presentar una demanda formal por violación a sus derechos de autor.

La demanda presentada en Nueva York alega que John Doe, también conocido como Kevin McFree obtuvo "copias ilegales" de cuatro obras audiovisuales con derechos de autor inéditas y utilizó porciones significativas en DubTown - Family Worship July Broadcast.

Según Watch Tower, estos cuatro videos se crearon entre agosto de 2017 y enero de 2018 y se registraron en la Oficina del Derecho de Autor de los Estados Unidos en agosto de 2018. Según los informes, se tomaron precauciones para evitar la "divulgación prematura al público", incluida la obligación de que los miembros del equipo de producción firmaran acuerdos legales de confidencialidad. Sin embargo, se afirma que Kevin McFree logró obtener copias ilegales filtradas desde el interior del grupo religioso.

Watch Tower dice que McFree no puede alegar uso justo porque "reprodujo porciones significativas" de los videos originales, incluido el 90% de los aspectos visuales y más del 50% de los aspectos de audio de un video en particular ("Nunca solo") y la parte central  y aspectos creativos de los otros tres. Watch Tower afirma que sus videos constituían más de la mitad del video de DubTown.

El grupo religioso también afirma que el uso de los videos en su mayoría no estuvo acompañado de críticas o comentarios, salvo que se ridiculizaran las técnicas de producción de Watch Tower, que el grupo sugiere que fue el resultado de que los videos no estaban terminados.

Además, señalan que si el video fue monetizado, se produjo con fines de lucro y McFree tenía un motivo comercial. Según la demanda, McFree solicitó donaciones en su página de YouTube mientras promocionaba un negocio de camisetas con fines de lucro.

"Sobre la base de la información y la creencia, en virtud de su conducta ilegal descrita anteriormente, el Demandado ha obtenido u obtendrá ganancias sustanciales y ganancias a las que no tiene derecho por ley o equidad, incluidas, entre otras, en la forma de ingresos publicitarios de Google, así como 'donaciones' y flujos de ingresos de la mercancía anunciada”, dice la demanda.

Watch Tower alega una infracción de derechos de autor en virtud de la Sección 501 de la Ley de derechos de autor, en ese sentido los daños pueden alcanzar los 150,000 dólares por infracción.

Además, el grupo religioso exige medidas cautelares preliminares y permanentes que prohíban a McFree cualquier reproducción, copia, ejecución o explotación de las obras con derechos de autor, incluso a través del video de DubTown.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net