Playera del Arsenal

 

Exjugadores de futbol presentaron propuesta para reformar la organización y funcionamiento de este deporte en Inglaterra y Gales

El lunes de esta semana, varios exjugadores de futbol ingleses presentaron una petición parlamentaria para la creación de un órgano independiente que regule el futbol inglés y para que se emita una ley que evite que los equipos de la Liga Premier intenten abandonar el esquema piramidal del fútbol inglés. Se trata, por supuesto, de la respuesta de los jugadores al fracasado intento de crear la Superliga europea.

Son 23 exjugadores los que presentaron la petición que, para que sea respondida por el gobierno necesita obtener 10,000 firmas y para que sea debatida en Parlamento necesita 100,000 firmas. Este debate de ninguna manera implica una aprobación de la propuesta. Gary Neville, Jamie Carragher, Rio Ferdinand y Gary Lineker son algunos de los jugadores que han presentado la propuesta.

Actualmente el fútbol inglés esta dividido en dos: la Liga Premier Inglesa y la Liga de Fútbol Inglés. La primera agrupa a los 20 equipos de primera división y la segunda incluye tres ligas que son la de Campeonato, la Liga Uno y la Liga Dos. Esta segunda liga está administrada por un órgano de gobierno conformado por dos directores independientes y tres directores, de cada una de las mencionadas ligas. Fue fundada en 1882 y no fue sino hasta 1922 que los equipos de primera división se separaron.

La Liga Premier funciona como una corporación de la que los 20 clubes son propietarios. El órgano de gobierno está conformado por un presidente, un jefe ejecutivo y un consejo de directores.

La Superliga europea, por su parte, fue un proyecto de 12 de los clubes de fútbol más importantes de Europa de organizar una competencia en la que 15 clubes fundadores disputaran un torneo continental anual, en el que ellos tendrían un cupo fijo y se permitiría la participación de cinco clubes más. Arsenal, Tottenham Hotspur, Chelsea, Manchester City, Manchester United y Liverpool, equipos de la Liga Premier, habían aceptado participar en este proyecto.

Los principales opositores a este proyecto fueron los aficionados del fútbol inglés contando en esas voces opositoras no solo a los hinchas sino a entrenadores, jugadores, políticos como el primer ministro Boris Johnson e incluso miembros de la realeza que calificaron la iniciativa como elitista. Eventualmente el plan fue desechado pocas horas después de haber sido anunciado.

"Como aficionados al fútbol, nos aterró el intento de crear una Superliga europea", se lee en la carta abierta que los 23 exjugadores publicaron con la petición parlamentaria. “Fue una amenaza directa a la integridad del juego, destruyendo el concepto de mérito deportivo y competencia abierta.

“Los partidarios se unieron a una sola voz para oponerse a la cínica toma de poder por parte de un grupo de propietarios adinerados. Se escucharon las protestas furiosas y la disidencia se vino abajo.

"Ahora debemos asegurarnos de que esto nunca vuelva a suceder. Sin una intervención rápida y directa, el regreso de una Superliga europea será una amenaza constante".

En la carta se lee también que se espera que la revisión de la operatividad del fútbol inglés “conduzca a un cambio duradero en una variedad de preocupaciones importantes, incluidas estrategias coordinadas para lidiar con el racismo, la representación de los aficionados dentro de los clubes, los problemas LGBTQ, los costos de las entradas y la distribución de ingresos."

Según reporta la BBC, más de 20,000 personas firmaron la petición durante la primera hora de publicada la petición y en menos de 24 horas de publicada ya había rebasado las 100,000 firmas necesarias para que la propuesta sea debatida en el Parlamento. Cada propuesta tiene un plazo de seis meses y esta estará disponible para ser firmada hasta el 13 de noviembre.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net