Smartphone

 

La Comisión Europea acusa  a Apple de distorsionar el mercado de transmisión de música a través de las reglas de la App Store

Atendiendo a una queja de Spotify y después de un año de investigación, la Comisión Europea ha informado a Apple de su opinión preliminar de que distorsionó la competencia en el mercado de transmisión de música al abusar de su posición dominante para la distribución de aplicaciones de transmisión de música a través de su App Store.

Según la opinión preliminar, Apple tiene una posición dominante en el mercado de distribución de aplicaciones para música a través de su App Store, que en la práctica es la única forma de tener contacto con los consumidores que utilizan los dispositivos de la compañía.

Para la Comisión Europea Los dispositivos y el software de Apple forman un "ecosistema cerrado" en el que Apple controla todos los aspectos de la experiencia del usuario para iPhones y iPads.

La App Store de Apple es parte de este ecosistema y la única tienda de aplicaciones que los usuarios de iPhone y iPad pueden usar para descargar aplicaciones para sus dispositivos. Como consecuencia, los desarrolladores de aplicaciones deben distribuirlas a través de la App Store, sujetos a las reglas obligatorias y no negociables de Apple.

Según el pliego de cargos, a la Comisión europea le preocupa la combinación de dos reglas que aplica Apple:

El uso obligatorio del sistema de compra de Apple “In‑App Purchase” (IAP, sistema de compra dentro de la aplicación), en el que la compañía cobra a los desarrolladores una comisión del 30%, que al final es pagada por los usuarios, al aumentar el precio de las aplicaciones.

Las "Disposiciones contra la dirección" que limitan la capacidad de los desarrolladores para informar a los usuarios sobre posibilidades de compra alternativas. Si bien Apple permite a los usuarios usar suscripciones de música compradas en otros lugares, sus reglas impiden que los desarrolladores informen a los usuarios sobre tales posibilidades de compra, que generalmente son más baratas.

La aplicación de estas reglas implica que los usuarios de dispositivos Apple paguen precios significativamente más altos por sus servicios de suscripción de música o que se les impida comprar determinadas suscripciones directamente en sus aplicaciones.

"La opinión preliminar de la Comisión es que las reglas de Apple distorsionan la competencia en el mercado de servicios de transmisión de música al aumentar los costos de los desarrolladores de aplicaciones de transmisión de música que compiten", afirma un comunicado de prensa. "Esto, a su vez, conduce a precios más altos para los consumidores por sus suscripciones de música en la aplicación en dispositivos iOS. Además, Apple se convierte en el intermediario de todas las transacciones IAP y se hace cargo de la relación de facturación, así como de las comunicaciones relacionadas para los competidores".

Además, en la App Store se ofrecen los servicios de Apple Music y Sporify, pero la compañía no “se cobra a sí misma” la comisión, de ahí el abuso de posición dominante y la obstaculización a la libre competencia al restringir las opciones al consumidor.

De confirmarse, esta conducta infringiría el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) que prohíbe el abuso de una posición dominante en el mercado.

Un pliego de cargos es un paso formal en las investigaciones de la Comisión sobre presuntas violaciones de las normas antimonopolio de la UE. La Comisión informa a las partes interesadas por escrito de las objeciones planteadas en su contra.

Los afectados pueden examinar los documentos del expediente de investigación de la Comisión, responder por escrito y solicitar una audiencia para presentar sus comentarios sobre el caso ante representantes de la Comisión y de las autoridades nacionales de competencia.

El envío de un pliego de cargos y la apertura de una investigación antimonopolio formal no prejuzgan el resultado de las investigaciones.

No existen plazos legales para poner fin a una investigación antimonopolio. La duración de una investigación antimonopolio depende de una serie de factores, incluida la complejidad del caso, la medida en que las empresas interesadas cooperan con la Comisión y el ejercicio de los derechos de defensa.

Si se demuestra que Apple ha abusado de su posición dominante en el mercado, podría enfrentar multas de hasta un 10% de sus ingresos anuales, que en el caso de Apple fueron de 223,000 millones de euros en 2020.

En noviembre 2020, Apple cambio su política de comisiones, reduciendo del 30% al 15% la comisión a pagar, pero únicamente para "pequeños desarrolladores".

Por este mismo tema ya inicio el juicio en Estados Unidos entre Epic Games y Apple.

Adicionalmente, Europa también está analizando una Ley de Mercados Digitales que establecería nuevas reglas sobre los llamados guardianes, incluidas las restricciones sobre cómo las plataformas logran un trato preferencial para sus propios productos.

Más información ec.europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net