Marcas Huawei y Chanel

 

Tribunal General de Justicia de la Unión Europea concluye que Huawei puede registrar marca contendida por Chanel

La semana pasada el Tribunal General de Justicia de Europa desechó el recurso presentado por la empresa francesa de cosméticos, perfumes, ropa y bisutería Chanel en contra del registro de una marca figurativa de la empresa china de tecnología Huawei, por considerar que las marcas figurativas no son similares.

La EUIPO, Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, define la marca figurativa como una con caracteres, estilización o disposición especiales o con una característica gráfica o un color, incluidas las marcas que estén compuestas exclusivamente por elementos figurativos.

En septiembre de 2017 Huawei Technologies presentó a la EUIPO la solicitud de registro en el rubro de material informático, entre otros, de un “signo figurativo que se compone de un círculo que contiene dos curvas que se asemejan a la imagen de dos letras ‘u’ de color negro colocadas verticalmente y en espejo invertido, que se cruzan y se cortan formando un elemento central que constituye una elipse horizontal.”

En diciembre de ese mismo año Chanel se opuso por considerar que se trata de una marca muy similar a sus muy famosas “ces” unidas, que son descritas por el Tribunal General como “dos curvas que se asemejan a la imagen de dos letras ‘c’, de color negro, colocadas horizontalmente y en espejo invertido, que se cruzan y se cortan formando una elipse vertical”, dentro de un círculo.

Al revisar el asunto, el Tribunal General de Justicia de Europa concluyó que las marcas no son similares, haciendo hincapié en que deben ser analizadas de la misma forma en que fueron presentadas para su registro, es decir, sin cambiarlas de posición. “Para apreciar su identidad o su similitud, las marcas en conflicto deben compararse en la forma en la que han sido registradas o solicitadas, independientemente de cualquier eventual rotación durante su utilización en el mercado.”

Después de haber examinado las marcas bajo esta premisa a nivel visual, fonético y conceptual, el Tribunal General de Justicia concluyó que “las marcas en conflicto presentan ciertas similitudes, pero sus diferencias visuales son importantes. En lo que respecta a las marcas de Chanel, en especial, las curvas son más redondeadas, sus trazos más gruesos y su disposición es horizontal, mientras que la de Huawei es vertical.

“Por consiguiente, el Tribunal General concluye que las marcas son diferentes.”

Respecto de la queja de Chanel sobre la confusión del público, el Tribunal señaló que al tratarse marcas que no son similares, “los demás factores pertinentes para la apreciación global del riesgo de confusión no pueden en ningún caso contrarrestar y paliar esta falta de similitud, de modo que no procede examinarlos.”

Contra esta decisión puede oponerse recurso de casación ante el Tribunal de Justicia por cuestiones de Derecho, en un plazo de dos meses y diez días a partir de la notificación de la resolución.

Más información curia.europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net