Piernas de bailarinas de ballet

 

La compañía de ballet de Berlín llega a acuerdo con la bailarina que los demandó por discriminación por color de piel

La compañía de ballet de Berlín, Staatsballett, llegó a una acuerdo con la bailarina francesa Chloe Lopes Gomes que pone fin a la demanda que ella presentó el año pasado por racismo alegando que su contrato no se renovaría por cuestión de color de piel y no por desempeño artístico como la compañía expuso.

Chloe Lopes Gomes es la primera, y hasta el momento, única bailarina negra en la compañía berlinesa que se jacta de emplear a 81 bailarines de 30 diferentes países. La primera bailarina desde 2011 es la mexicana Elisa Carrillo, que en 2019 ganó el Prix Benois de la Danse, el reconocimiento más importante en el mundo del ballet (que un año antes ganó el bailarín mexicano Isaac Hernández).

Los bailarines tienen contratos de un año a diferencia de los maestros cuyos contratos son de por vida. De esta forma, cuando Chloe Lopes Gomes se quejó de los comentarios racistas que su maestra hacía, diciendo que no podía pertenecer a la compañía porque “una mujer negra en un 'corps de ballet' es algo que no es estético ni homogéneo”, el entonces director artístico de la compañía, Johannes Öhman, le dijo que poco podía hacer al respecto.

Johannes Öhman, sin embargo, hizo algunas cosas en el Staatsballett para tratar de evitar la discriminación como prohibir que se obligara a los bailarines negros a pintar con maquillaje blanco sus rostros. Pero cuando en 2019 dejó la compañía, un año después de que Chloe fuera contratada, su maestra empezó a obligarla a usar el maquillaje blanco, particularmente para el ballet El Lago de los Cisnes.

“Me sentí muy humillada, pero sobre todo, muy sorprendida de que no sintiera miedo de ser reprendida”, declaró al respecto la bailarina que en su demanda expuso que la maestra también hacía comentarios y chistes racistas

Cuando fue evidente que el contrato no le sería renovado, Chloe decidió presentar la demanda y se trató de una acción legal que causó mucho revuelo en el mundo del ballet y atrajo gran atención hacia la discriminación y otros temas como el tratamiento que las compañías dan a los bailarines, ejerciendo sobre ellos una intensa presión para que, por ejemplo, sus cuerpos siempre se ajusten al estereotipo de bailarinas extremadamente delgadas, casi casi etéreas. Mucha de esta presión la pueden ejercer no solo por la intensa competencia que existe sino también por la falta de seguridad en el empleo con contratos temporales que se renuevan cada año.

“Los artistas bailan bajo contratos que son frecuentemente limitados. Son razones artísticas las que usualmente se dan para la no renovación de estos contratos. Esto pone a los bailarines bajo presión extrema y los pone en una posición extremadamente subordinada. Es muy común que las personas hablen solo cuando es claro que sus contratos no serán renovados”, declaró a DW Friedrich Pohl, director administrativo de la red de bailarines Dancersconnect. Una de las mejores formas de proteger a los bailarines, señala, es no sujetarlos a contratos temporales que son revisados constantemente.

El acuerdo logrado por Chloe Lopes Gomes para poner fin a la demanda no logra un contrato más seguro, puesto que el Staatsballett se compromete a renovarle el contrato un año más y a entregarle una compensación de 16,000 euros.

El acuerdo seguramente no va a poner fin a la presión de la bailarina de 29 en la compañía porque posiblemente seguirá trabajando con la misma maestra y dentro de un año podrán volver a finalizar el contrato por presuntas razones artísticas. Sin embargo, gracias a que ha hablado se ha puesto de manifiesto el problema que enfrentan los bailarines y el grave asunto de la discriminación que ha dejado lugar a que muy pocos bailarines negros alcancen posiciones destacadas. Una de las pocas excepciones es Misty Copeland que en 2015 se convirtió en la primera afroamericana en ser la primera bailarina del American Ballet Theater.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Eric Blochet en Pixabay