Billetes de libras esterlinas

 

Condenan en Londres al hijo de los protagonistas de un millonario divorcio a pagar a su madre por haber ayudado a ocultar bienes

Esta semana una juez del Tribunal Superior de Londres escribió una página más en la historia del millonario y complicado divorcio entre el oligarca petrolero ruso Farkhad Akhmedov y Tatyana Akhmedova, al condenar al hijo de ambos, Temur Akhmedov, a pagar a su madre más de 75 millones de libras esterlinas por haber ayudado al padre a ocultar bienes.

La pareja se conoció en Rusia cuando ella tenía 17 años, contrajeron matrimonio en 1993 y en el 2000 mudaron su residencia al Reino Unido. El matrimonio concluyó en 2014 y acudieron ante los tribunales británicos para obtener el divorcio. Así, en diciembre de 2016, el Tribunal Superior de Londres concedió el divorcio y reconoció que Tatyana tiene derecho a casi la mitad de la fortuna del exmarido porque se amasó durante el matrimonio. Así, de los casi 900 millones de libras esterlinas de los que se valuó la fortuna del magnate, a ella se le otorgó el derecho sobre 453 millones de libras esterlinas.

Pero el magnate solo le pagó 5 millones, por lo que en 2017 Tatyana regresó a los tribunales británicos para exigir el cumplimiento del acuerdo. El tribunal le concedió derecho sobre la mansión de 20 millones de libras esterlinas que el matrimonio compró en Surrey, Inglaterra, así como la propiedad de la colección de arte, valuada en 90 millones de libras esterlinas, del Aston Martin de 350,000 libras esterlinas y del yate Luna, el cuarto más lujoso del mundo, que por razón del conflicto se encuentra desde entonces en Puerto Rashid, la famosa marina de Dubái.

Persiguiendo los bienes del exesposo, el caso llegó también a un tribunal en San Francisco, California, el que en noviembre del año pasado aceptó ejecutar la orden del juez de Londres y ordenó a Google a permitir acceso a las cuentas de correo de Temur para demostrar que había ayudado a su padre a ocultar bienes de Tatyana.

Con evidencia suficiente, este miércoles la juez Gwynneth Knowles del tribunal de Londres concluyó que el hijo se alió con el padre y le ordenó pagar la millonaria cifra a su madre.

“Temur ha aprendido bien de la pasada conducta de su padre y ha hecho y dicho todo lo que pudo para evitar que su madre recibiera un centavo de los bienes matrimoniales”, dijo la juez Knowles, quien además comparó la saga de la familia con la novela Ana Karenina de León Tolstói.

“Todas las familias felices son parecidas, cada familia infeliz es infeliz de su propia manera”, dijo la juez. “Disculpándome con Tolstoi, la familia Akhmedov es una de las más infelices que han aparecido en mi tribunal.”

Pese a que el enfrentamiento entre los exesposos ha llegado al grado de implicar a su hijo, conocida la sentencia no pudieron mantenerse callados y prestaron declaraciones inflamatorias de uno contra el otro.

“La sentencia de hoy es la inevitable conclusión del fracaso de Farkhad de comportarse honorablemente en primer lugar”, dijo ella. “Completamente predecible dada la equivocada sentencia original, el tribunal de Londres ha sentenciado en inspeccionar ‘los pecados’ del padre en un inocente y leal hijo”, declaró él.

Temur declaró mediante un comunicado, manifestando su desacuerdo con la sentencia, pero señalando que “lo considerará como el precio que vale la pena pagar si lleva a un acuerdo razonable entre sus padres a los que ama.”

Por la millonaria cantidad que el acuerdo de divorcio representa, Tatyana está siendo financiada por la empresa Burford Capital a cambio del 30 por ciento de lo que ella recupere de los 453 millones de libras esterlinas adjudicados en el acuerdo de divorcio.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net