Video de Kesha

 

Kesha aprovecha nueva ley de libertad de expresión de Nueva York para interponer nueva demanda en contra de Dr. Luke

Kesha Rose Sebert realiza un nuevo movimiento en su larga batalla legal, siete años, en contra del productor Lukasz "Dr. Luke" Gottwald al solicitar la autorización del tribunal para presentar una nueva contrademanda basada en la ley anti-SLAPP recientemente promulgada en Nueva York.

Una demanda estratégica contra la participación pública (Strategic Lawsuit Against Public Participation, SLAPP) es una demanda destinada a censurar, intimidar y silenciar a los críticos cargándolos con el costo de una defensa legal hasta que abandonen sus críticas u oposición.

El demandante normalmente no espera ganar la demanda, el objetivo es lograr que el acusado sucumba al miedo, la intimidación, los costos legales crecientes o el simple agotamiento y abandona la crítica.

Para proteger la libertad de expresión, algunas jurisdicciones, como es el caso recientemente de Nueva york,  han aprobado leyes anti-SLAPP. Estas leyes a menudo permiten que un acusado presente una moción para que se retire o desestime una demanda sobre la base de que el caso involucra un discurso protegido sobre un asunto de interés público. El demandante asume entonces la carga de mostrar una probabilidad de que prevalecerán. Si los demandantes no lograr probar la posibilidad de éxito, su reclamo es desestimado y es posible que se requiera que los demandantes paguen una multa por presentar el caso.

Desde 2014, Dr. Luke ha estado persiguiendo a Kesha con la afirmación de que lo ha difamado con falsas acusaciones de violación, y ha obtenido importantes triunfos, aunque sus contrademandas anteriores fueron rechazadas , pero en febrero de 2020, Dr. Luke obtuvo muchas ventajas en el juicio sumario, incluida la conclusión del juez de que él no era una figura pública y que la cantante publicó una declaración falsa cuando le envió un mensaje de texto a Lady Gaga diciendo que él también violó a Katy Perry.

Pero a medida que avanza el caso a la fecha del juicio que se espera se celebre en este otoño, el terreno ha cambiado. El año pasado, inspirado por personas como Donald Trump y Harvey Weinstein, Nueva York aprobó una ley destinada a proteger la libertad de expresión de demandas frívolas.

Ahora, Kesha, espera utilizar la ley anti-SLAPP para una contrademanda para perseguir daños compensatorios y punitivos, más los honorarios y costos de abogados en los que ha incurrido durante siete largos años defendiéndose de lo que el equipo legal de Kesha cree que es una demanda por difamación sin mérito, es decir, una SLAPP.

El camino no es sencillo porque el juez concluyó que Dr. Luke era una figura privada, por lo que no necesitaba demostrar que Kesha hizo declaraciones falsas con malicia real, es decir, conocimiento de la falsedad o desprecio imprudente de la verdad. La negligencia bastaría.

Esa decisión está ahora en apelación, y la posición de Kesha de que uno de los principales productores de la industria del entretenimiento es una figura pública ha ganado apoyo en los círculos de medios. El Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa junto con organizaciones de noticias como The Daily Beast, Dow Jones, New York Public Radio y otras han presentado un amicus curiae  a favor de Kesha.

La nueva ley anti-SLAPP anticipa situaciones en las que incluso figuras privadas a veces tienen que demostrar malicia real para prevalecer. Esas situaciones son cuando se ejerce la libertad de expresión con respecto a cuestiones de interés público.

"Como ya ha determinado este Tribunal, las declaraciones de Kesha de que Dr. Luke la agredió sexualmente a ella (y a otra artista de fama mundial) califican como un asunto de interés público", afirma un nuevo memorando del equipo de Kesha. "No podría haber un debate serio en sentido contrario. De hecho, uno de los tres tribunales que ya ha aplicado [la nueva ley anti-SLAPP] subrayó que 'la impropiedad sexual y la presión en la industria de la música' 'indiscutiblemente' constituye una cuestión de interés público."

La referencia es a una decisión del 26 de febrero en la que un aspirante a saxofonista prevaleció contra un músico de jazz establecido al que acusó de presionarla para tener una relación sexual.

El memorando agrega: "Las denuncias de difamación de los demandantes obviamente involucran un asunto de interés público, y si el jurado determina que el informe de Kesha sobre la agresión sexual del Dr. Luke es veraz, necesariamente se sigue que el Dr. Luke presentó esta demanda únicamente para acosar e intimidar a Kesha."

Las dos partes comparecerán ante la jueza Jennifer Schecter a finales de este mes para una decisión sobre si se permitirá la reconvención enmendada.

Mientras tanto, los abogados de Kesha y los abogados del Dr. Luke están intercambiando listas de testigos y pruebas y probablemente las harán públicas en junio a tiempo para una conferencia previa al juicio. Aún no se ha fijado una fecha para el juicio.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net