Mazo judicial

 

Multan a televisora egipcia por las ofensivas palabras de un presentador a una modelo que denunció por acoso a un futbolista

El Tribunal Mercantil de El Cairo, Egipto, impuso la semana pasada una multa de un millón de libras egipcias, equivalentes a US$60,000, a la cadena de televisión Al Nahar TV por los comentarios degradantes que en junio de 2019 hizo el presentador Tamer Amin a la modelo Merhan Keller, quien denunció a un futbolista por acoso sexual en la red.

El asunto se desarrolló durante la Copa Africana de Naciones de futbol, el año que Egipto fue anfitrión del torneo. Merhan Keller, entonces de 28 años reveló que el futbolista de la selección egipcia, Amr Warda, le había enviado mensajes sexualmente sugerentes no solicitados. Warda fue suspendido temporalmente del equipo, pero luego reinstalado a petición de sus compañeros, incluido Mo Salah, estrella del Liverpool y máximo futbolista de Egipto.

Durante su programa de televisión, Tamer Amin se refirió a la controversia, mostrando la imagen de Merhan Keller al lado de la de un actor y sugiriendo que es tan fea que no puede ser víctima de acoso sexual, además de dar a entender que Keller había acosado primero a los futbolistas de la selección.

Por la forma de la cobertura de esta noticia, Amin fue denunciado porque sus palabras fueron consideradas difamatorias, insultantes y sexistas, lo que el presentador negó diciendo que se había tratado de sarcasmo.

En un comunicado a thenationalnews.com, el comunicador dijo que “estaba impactado cuando supe que la señorita Keller había iniciado acción legal en mi contra” y aseguró que había abordado el tema solo como la cobertura de una noticia relacionada con el importante evento del torneo de futbol.

“Pude haber hablado sarcásticamente, pero eso está dentro de la crítica y análisis permisible en los medios que no incluyen insultos ni difamación”, dijo. “Hubiera sido difamatorio si la hubiera mencionado o publicado una foto de ella sin razón, pero fue ella la que difundió la noticia al publicar los mensajes de Warda.

“Respeto a todos y no tengo problemas con la señorita Keller, no la conozco personalmente.

“Las figuras públicas deben aceptar la crítica, aun si es sarcasmo”, concluyó.

El tribunal en El Cairo, sin embargo, no estuvo de acuerdo con el presentador y en diciembre le impuso una sentencia de dos años de prisión suspendida y le ordenó pagar una compensación de 40,000 libras egipcias (US$2,500) a la modelo, al concluir que sus palabras fueron difamatorias, ofensivas y sexistas.

Ahora la televisora también ha sido sancionada y la multa impuesta será entregada a Merhan Keller como compensación por los daños.

“Los 60,000 dólares son nada comparados con las perdidas que sufrí después de que me tuve que ir a Emiratos Árabes Unidos debido al episodio, lo que importa es que esta es una sentencia definitiva”, declaró Merhan Keller a thenationalnews.com aludiendo al incesante acoso que sufrió en redes sociales después del programa de Amin y a las amenazas de muerte que recibió.

“Ha mandado un fuerte mensaje. Hemos vivido mucho tiempo creyendo que este tipo de comportamiento es normal y solo algo que debemos soportar porque somos mujeres.

“Esta fue una grata sorpresa, pero ha sido una gran victoria para las mujeres y ojalá lleve a un cambio positivo en Egipto”, dijo la modelo.

Egipto es un país en donde las mujeres han sido muy poco protegidas de los avances sexuales de los hombres. Un estudio realizado por la ONU en 2013 indicaba que el 99.3 por ciento de las mujeres declaró haber sufrido algún tipo de acoso en Egipto y no fue hasta 2014 cuando por primera vez se tipificó como delito el acoso sexual con sanciones de mínimo seis meses de prisión y multas de hasta 3,000 libras egipcias equivalentes a US$188.

No fue sino hasta el año pasado cuando se aprobó una reforma histórica que garantiza el anonimato de las mujeres que presenten denuncia por acoso sexual. El anonimato es importante porque las mujeres que son víctimas de acoso suelen ser avergonzadas como lo muestra claramente el caso de Merhan Keller.

Sin embargo un cambio de mentalidad como al que se refiere la modelo sigue siendo muy lejano pues la policía sigue renuente a investigar estas denuncias y las víctimas siguen siendo revictimizadas y las mujeres perseguidas como lo denuncian varias organizaciones de derechos humanos.

Esperemos que con estas sentencias tanto Tamer Amin como la televisora hayan entendido que la ofensa y la calumnia no tienen cabida en ningún medio de comunicación serio y en ninguna persona decente.

Más información thenationalnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net