Logo Walt Disney Parks and Resorts

 

Fue imputado por traspaso un turista en el complejo de Walt Disney World por haberse negado a control sanitario

Esta semana se publicó sobre el arresto de un turista de Baton Rouge, Luisiana, Estados Unidos, en propiedad de Walt Disney World en Florida, por haberse negado a cumplir con el control de temperatura según las reglas que operan en el parque de diversiones para tratar de evitar el contagio de COVID-19.

El arresto del turista, Kelly Sills, de 47 años, ocurrió en febrero cuando pasó la fila para tomar la temperatura de los comensales del restaurante Boathouse en Disney Springs y negarse a regresar para la toma de temperatura.

Disney Springs, un complejo de restaurantes, tiendas y entretenimiento del Walt Disney World Resort en Lake Buenavista, Condado Orange en Florida, estuvo cerrado varios meses del año pasado y para volver a abrir y recibir visitantes impuso algunas medidas como sana distancia, lavado de manos, toma de temperatura al ingreso y uso de cubrebocas de todos los visitantes mayores de 2 años y empleados. Otras medidas incluyen el estacionamiento limitado, las filas espaciadas y el establecimiento de barreras físicas.

Cuando el 13 de febrero Sills se negó a regresar para tomarse la temperatura, guardias de seguridad del lugar lo detuvieron y le avisaron que quedaría detenido. “¿Por qué?”, preguntó descuidadamente Sills mientras miraba su teléfono. “Señor, está en propiedad privada”, le respondió un guardia. “Oficialmente está traspasando”, le aclaró otro.

“Gasté US$15,000”, declaró Sills mientras era esposado y alegó que no podían echarlo porque había pagado por estar ahí. Pero sus argumentos no fueron válidos porque, independientemente del precio pagado, estaba en propiedad privada con la obligación de obedecer las reglas; la sencilla regla de dejar que durante un segundo le tomaran la temperatura corporal.

De momento el caso está siendo procesado en los tribunales del condado Orange en donde se ubica Lake Buenavista y el complejo de Walt Disney World.

Según el Orlando Sentinel, un puñado de personas han sido arrestados durante este año por incumplir las normas del parque y del complejo turístico en materia de COVID-19. Una de estas personas fue arrestada luego de haber escupido al encargado de seguridad cuando le pidió que usara el cubrebocas.

Según declaraciones obtenidas previo a la noticia del arresto de Sills de un representante del parque, “los visitantes han apoyado abrumadoramente nuestros protocolos” sanitarios establecidos en julio cuando reabrieron sus puertas. “Millones de visitantes vienen a nuestros parques temáticos cada año y en raras ocasiones cuando cosas de esta naturaleza ocurren, los hacemos responsables.”

Una pena ponerse en riesgo al tomar un avión, gastar tanto dinero y avergonzar a los hijos por la necedad de no querer cumplir mínimas normas. Quizá Kelly Sills debió haberse quedado en casa si a su juicio estas medidas son declaraciones políticas de la izquierda y no tenía la intención de cumplirlas.

Más información orlandosentinel.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net