Logo de Series Yonkis

 

Audiencia Provincial de Murcia concluye que el enlazado de contenidos protegidos con derechos de autor no era delito mientras Series Yonkis estuvo activa

Hace casi catorce años se lanzó Series Yonkis, que en poco tiempo se convirtió en uno de los sitios más populares de Europa, ofreciendo enlaces a películas y programas de televisión al público.

Súbitamente, en marzo de 2014 el sitio, propiedad de Burn Media S.L., se cerró, sin ninguna advertencia o aviso previo. La medida se adoptó después de que el Consejo de Ministros de España aprobara el proyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, en el que se propuso hasta seis años de cárcel para las páginas de enlaces a webs que alojen contenidos protegidos, y multas de hasta 300,000 euros para los anunciantes que aparezcan en esos portales.

Desde 2008 se inició un proceso penal en contra de estos sitios por violaciones a derechos de autor, pero al ver que el panorama legal estaba cambiando, los dueños de los sitios Yonkis voluntariamente decidieron cerrarlos.

En junio de 2019 el Juzgado de lo Penal número 4 de Murcia, Alberto García Sola, fundador de Seriesyonkis y Peliculasyonkis, y los tres sucesivos propietarios de las webs Alexis Hoepfner, Jordi Tamargo y David Martínez, fueron absueltos en lo que se consideró el mayor juicio por piratería de España, porque en el momento en que se dieron los hechos sus actividades no constituían un delito.

En la sentencia se establece que: "No existía una tipificación expresa de esas conductas con anterioridad y ha sido el legislador de 2015 quien las ha criminalizado". La juez consideró que hubo "un beneficio indirecto que, dado el número de visitas que tenía la página, le podía reportar suculentos beneficios", pero, a su juicio, "no colmaba el concepto de ánimo de lucro contenido en el tipo penal".

La sentencia fue apelada ante la Audiencia Provincial de Murcia por el Ministerio Fiscal; las productoras Warner Bros, Paramount Pictures y Universal Studios; y por la Entidad de Gestión de los derechos de los productores audiovisuales (Egeda).

Ahora los tres magistrados del tribunal han acordado ratificar la decisión que tomó el Juzgado de lo Penal.

La Audiencia subraya que en el primer proceso quedó reflejado como hecho probado que Series Yonkis se limitaba a enlazar a otras páginas web, que eran las que albergaban los contenidos protegidos. Las apelaciones a la sentencia no han logrado demostrar lo contrario. "No existe constancia de que tuvieran conocimiento del origen ilícito de la información a la que remitían ni que la misma lesione derecho alguno. No existe constancia en la causa de que ninguno de los acusados conociera la ilicitud de la actividad desarrollada por la página", establecen los magistrados en el fallo.

"Estas webs no contenían ningún tipo de contenido audiovisual, sino que se limitaban a la publicación de los enlaces que conducían a otros servidores donde se alojaban las obras", explica la sentencia, recordando que "no consta que los acusados hubieran alojado contenido alguno en ningún megaservidor que después se insertara en las webs que administraban".

De esta forma, la sentencia recuerda que los usuarios eran conscientes que estaban siendo redireccionados fuera de las páginas de SeriesYonkis y que "la descarga o visionado en streaming se realizaba en página web diferente de aquella que contenía el enlace". También que no se demostró que los cuatro acusados tuvieran control sobre el correcto funcionamiento del enlace al que redireccionaban, "ni que se cercioraran en todo momento de que el mismo se encontraba operativo y permitía el efectivo acceso al contenido audiovisual".

En la decisión también se destaca que "las indicadas webs dejaron de funcionar por sí solas, no por orden judicial, coincidiendo con el dictado de la sentencia del TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) de 13 de febrero de 2014 donde establecía ya una doctrina al respecto".

“No se puede juzgar el pasado con los ojos del presente, ni el presente con los ojos del pasado", ha recalcado Carlos Sánchez Almeida, uno de los abogados defensores que han participado en el proceso. "Hemos ganado el caso gracias a la jurisprudencia europea del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la imposibilidad de condenar en segunda instancia sin repetir el juicio", detalla.

El fallo de la Audiencia Provincial de Murcia puede recurrirse ante el Tribunal Constitucional. Aunque los especialistas señalan que tras dos absoluciones, es extremadamente raro que se condene en una tercera instancia.

Poco a poco el criterio de que enlazar es un acto de comunicación pública y, si tiene ánimo de lucro y no cuenta con la autorización de los titulares de derechos, es un delito contra la propiedad intelectual, se impuso.

Más información en eldiario.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net