Uniforme de policía

 

Warner persigue a instituciones y empresas que se unieron al Jerusalema Challenge sin licencia de uso de la canción

Warner Music en Alemania ha pedido a las corporaciones de policías, bomberos, hospitales y demás instituciones que se sumaron desde finales del 2020 al Jerusalema Challenge, que paguen por el uso de la música en sus videos porque fue usada sin pagar por la licencia.

El nuevo reto que llegó a Internet es sencillamente un baile en grupo al ritmo de la canción Jerusalema del cantante sudafricano Master KG. Se trata de una rítmica canción que salió a finales de 2019 y que con el reto trascendió fronteras.

Si bien el reto del baile ha sido asumidos por muchos en playas y albercas, pasando un buen momento (posiblemente mientras se contagian del nuevo Coronavirus), otros grupos lo han usado como un mecanismo para llevar un mensaje de esperanza al mundo. Bailando con cubrebocas y cuidando la distancia social, en Alemania, Suiza y Austria se han subido videos de policías, bomberos, personal de primera línea e incluso de personal de aeropuertos y aerolíneas.

La buena fe y solidaridad, sin embargo, termina donde empiezan los derechos de autor. Master KG que es artista de Warner y como tal esta empresa ha empezado a perseguirlos por el uso no autorizado de la canción.

Un vocero de Warner en Alemania declaró a DW que no perseguirán a las personas privadas, quienes no necesitan pedir autorización para bailar al ritmo de la canción (¡Gracias Warner!), no así si “hay publicidad o un efecto para promover la imagen a favor de una institución, organización o empresa”. Así, no importa que se trate de personal de salud que, quizá con el ánimo de sacarse tanto estrés y tristeza de encima organizan un baile; el hospital, al ser una institución, debió haber pagado la licencia de uso, sobre todo si se trata de un video promocional (aún en tiempos de crisis se busca obtener ganancias).

Según la revista alemana Focus, frente a estas exigencias el Ministerio del Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia ya llegó a un acuerdo con Warner por la participación en el reto del departamento de Policía.

Es claro que las creaciones artísticas están protegidas por derechos de autor y así lo recuerda el profesor de la Universidad de Colonia, Karl-Nikolaus Peifer: “La canción está protegida por derechos de autor y no puede ser distribuida sin consentimiento”. Es así de simple y así de claro, es la ley y no hay vuelta de hoja.

Tal claridad debió haber sido evidente para los equipos de abogados de los grandes hospitales o departamentos de bomberos y policías en Alemania, pero muchos lo pasaron por alto, pese a que ha sido una buena forma de publicidad, y ahora arriesgan una multa por infringir estos derechos de autor. No así algunos cuerpos de bomberos que bailaron la canción, pero subieron el video con música de uso libre.

Artistas y creadores necesitan que se protejan sus derechos para vivir y la crisis del coronavirus también ha impactado en sus bolsillos porque hay menos conciertos, menos fiestas, menos oportunidades para grabar música y para cobrar por ella. Frente a esto se argumenta que el reto Jerusalema ha servido para promocionar la canción y hacerla conocer en lugares donde de otra forma hubiera quedado como una pegajosa melodía más.

La piratería y su combate es la discusión que ha imperado en la industria del entretenimiento desde la aparición de Internet y muchos se han cuestionado si efectivamente estas grandes compañías están perdiendo con el uso no autorizado de las obras protegidas. Incluso un estudio publicado en 2018 por una empresa que ofrece protección de contenido concluyó que los consumidores de piratería son a menudo los mejores clientes de la industria del entretenimiento. Aún más, en 2012 el escritor Paulo Coelho opinó que gracias a la piratería sus libros han sido más conocidos y eso ha servido para que las personas compren ediciones originales. Pero es la opinión de uno entre muchos artistas que opinan exactamente lo contrario.

Quizá, como apunta el profesor Peifer, la aproximación de Warner a este tema debió haber sido diferente, pidiendo primero que cesara la publicación de los videos sin licencia de uso de la melodía, antes de emprender acciones legales.

 

 

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net