Estatua de la Justicia, Dublín

 

Inició proceso en contra de cuatro personas que participaron en el derribo de la estatua de un comerciante de esclavos

En un juzgado de paz de Bristol, Inglaterra, este lunes se llevó a cabo la audiencia del proceso que se sigue a los llamados “cuatro de Colston”, las cuatro personas acusadas de haber retirado en junio del 2020 la estatua del comerciante de esclavos Edward Colston y haberla tirado al río.

Los hechos ocurrieron en medio de las protestas del movimiento Black Lives Matter, desatadas tras el homicidio en los Estados Unidos de George Floyd, un hombre afroamericano a manos de la policía por exceso de uso de la fuerza. Estas protestas se extendieron a varios países del mundo e Inglaterra no fue la excepción. En Londres una imagen de Winston Churchill fue pintada y en Bristol, la estatua de este comerciante de esclavos del siglo XVII fue derribada por varias personas.

De todos los que participaron en los hechos, las autoridades detuvieron a cuatro personas: Rhian Graham, de 29 años, Jake Skuse, de 36, Sage Willoughby, de 21, y Milo Ponsford, de 25 años, los tres primeros residentes de Bristol y el cuarto de Bishopstoke, Hampshire.

Durante la audiencia de este lunes, la juez de distrito Lynne Matthews señaló que el caso será escuchado en un juzgado de paz, pero frente a un juez y jurado como ha sido la elección de los cuatro procesados según su derecho.

De esta forma, se les concedió salir en libertad bajo fianza y se fijó el 8 de febrero como fecha para que comparezcan ante un juzgado de la corona.

Anticipando las manifestaciones de apoyo, la policía de Bristol advirtió que hay restricciones impuestas por el COVID-19. “Reconocemos totalmente la importancia del derecho a la libertad de expresión y de asamblea, pero hay un virus mortal que ha matado a más de 90,000 personas en el Reino Unido que simplemente no puede ser ignorado”, declaró el inspector de la policía, Rob Cheeseman, añadiendo que acudir al edificio judicial a manifestar apoyo a los procesados podría implicar la imposición de una multa.

De esta manera se organizaron reuniones virtuales para manifestar el apoyo a los “cuatro de Colston”. Sin embargo, durante una de estas reuniones en la que participaba el profesor Shawn Sobers alguien se filtró y escribió una palabra peyorativa en la pantalla, lo que llevó a la suspensión de la conferencia.

“Mientras se reproducía el video de mi discurso en solidaridad a los #colston4, algunos racistas secuestraron el evento y escribieron la palabra con N en rojo en mi rostro. Los racistas no nos impedirán el trabajo de lucha contra el racismo. ¡Nunca me impedirán saber que soy un africano orgulloso y que no soy N de nadie! ", respondió vía Twitter el profesor Sobers.

Finalizada la audiencia de este lunes, los abogados del despacho Hodge Jones & Allen que representan a los cuatro procesados dijeron: “Lucharemos vigorosamente estas acusaciones penales. Estamos comprometidos a defenderlos y su derecho a un juicio justo en este importante caso.”

A raíz del derribo de esta estatua en Bristol, el gobierno está adelantando una iniciativa de ley para que la remoción de estatuas de lugares públicos atraviese un proceso administrativo en el que tendría la voz definitoria el gobierno central, que de momento se opone a cualquier cambio de monumentos diciendo que la historia debe ser explicada. Esto pese a que en Londres y en la City de Londres ya se proponen cambios de estatuas de personajes que hicieron fama y fortuna comerciando con las vidas de personas que eran capturadas como si fueran animales.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net