Detalle de una guitarra

 

Viuda del coescritor, demanda a Dylan por no haber pagado lo correspondiente por venta de derechos de canciones

En los tribunales del estado de Nueva York, Estados Unidos, se presentó una demanda en contra del cantautor Bob Dylan y de Universal Music Group, UMG, en la que exigen el pago de 7.5 millones al coautor de algunas canciones cuyos derechos Dylan vendió en diciembre a UMG.

La demanda es presentada por Claudia Levy, viuda de Jaques Levy, quien junto con Dylan compuso siete canciones del álbum Desire de 1975. En el acuerdo firmado entre Levy y Dylan no se reconoce a este último como autor ni propietario de los derechos porque se trató de trabajo bajo contrato. Sin embargo, no es un contrato típico de trabajo bajo contrato porque en el acuerdo se establece que Levy tiene derecho al 35 por ciento de “todos y cada uno de los ingresos obtenidos por las composiciones”.

Jacques Levy, quien fundó la empresa Jackelope, falleció en 2004 y por eso el reclamo es tomado por su viuda y por Jackelope como co demandante, representados por el abogado Richard Golub.

En la demanda presentada el miércoles se señala que por el acuerdo firmado entre Dylan y Levy, este último tiene derecho al “treinta y cinco (35%) por ciento de todos y cada uno de los ingresos obtenidos por las Composiciones y efectivamente recibidos por [los Demandados Dylan] por derechos mecánicos, transcripciones eléctricas, derechos de reproducción, sincronización de películas y derechos de televisión, y todos los demás derechos correspondientes”, lo que, dicen, incluye el 35 por ciento del valor de las canciones vendidas a Universal en diciembre.

En la demanda se explica que “el término ‘ingresos’, como se establece en ... el Acuerdo, no tiene restricciones ni es ambiguo " y que “los términos del Acuerdo dejan claro que el Acuerdo es muy atípico de un acuerdo de trabajo bajo contrato, otorgando a los Demandantes derechos materiales y beneficios materiales considerables y significativos que no se otorgan habitualmente a los empleadoss por contrato y que el nombre de trabajo bajo contrato es, en este caso, un nombre inapropiado.”

En el Acuerdo se estableció que el 35 por ciento debe ser pagado directamente por Dylan o por la sociedad de gestión de derechos con la que se firme acuerdo.

Analistas señalan que la demanda plantea cuestiones interesantes pues Levy, sin bien tiene ciertos derechos, no es propietario y Bob Dylan vendió los derechos en diciembre a MGM por lo que a partir de entonces el 35 por ciento de las regalías debe ser pagado por MGM a Levy. Pero será el tribunal el que determine si Levy tiene derecho a los 7.5 millones que exige su viuda por la venta de los derechos.

Por lo pronto, el abogado que representa los intereses de Bob Dylan, Orin Snyder, declaró a Billbord que “la demanda es un triste intento de beneficiarse injustamente de la reciente venta del catálogo.” Añadió que “a los demandantes se les ha pagado todo lo que se les debe. Estamos seguros de que prevaleceremos. Y cuando lo hagamos, haremos responsables a los demandantes y a su consejero por presentar este caso sin mérito.”

En la demanda, se aprovecha el espacio para exponer antiguos agravios sufridos por Jaques Levy a manos de Bob Dylan, como la falta de reconocimiento de su trabajo en la década de los años 70 y en 2019 en el documental de Martin Scorsese, Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story.

Más información billborad.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net