Bandera pirata

 

 

Operador ruso de los sitios Tofig Kurbanov disputa la jurisdicción de los tribunales estadounidenses sobre sus sitios

YouTube, Spotify y Deezer, entre otros, son sitios de los que, con los conocimientos técnicos adecuados, se puede descargar la música y almacenarla de forma permanente en los dispositivos de los usuarios. Esto es lo que facilitan sitios como FLVTO.biz y 2conv.com.

La industria de la música considera esto una amenaza más grave que la piratería tradicional, sobre todo porque consume los ingresos por transmisión y por eso no sorprende que se estén llevando a cabo nuevas acciones legales en los Estados Unidos.

Según los datos de SimilarWeb, FLVTO.biz atrae más de 94 millones de visitas al mes, lo que lo convierte en el lugar número 322 de los sitios más populares del mundo. Con casi el 12% de ese tráfico proveniente de los Estados Unidos, no es de extrañar que la RIAA (Recording Industry Association of America, Asociación de la Industria de la Grabación de América) esté preocupada.

Si bien 2conv.com es un sitio más pequeño, también tiene un gran éxito. Cada mes, el sitio atrae alrededor de 23 millones de visitantes, lo que le otorga una clasificación global de # 1,021. A diferencia de FLVTO, 2conv es más popular en Polonia, Brasil e Italia que en los Estados Unidos.

Ambos sitios se operan desde Rusia, pero según un informe presentado por la IIPA (International Intellectual Property Alliance, Alianza Internacional de Propiedad Intelectual) a principios de este año, en realidad están conectados y distribuyendo MP3 al público desde servidores en Alemania.

En 2018 un grupo de sellos discográficos, incluidas Universal, Warner Bros y Sony, acusaron a los sitios FLVTO.biz y 2conv.com, de infracción de derechos de autor y esperaban cerrarlos rápidamente pero Kurbanov se ha opuesto.

Kurbanov presentó una moción para desestimar el caso. Según la defensa, el tribunal no tiene jurisdicción sobre el asunto. Solo una pequeña fracción de los visitantes proviene de los EE. UU., y el sitio se administra en su totalidad desde Rusia, argumentó.

Por su parte las compañías argumentaron que el operador de FLVTO.biz y 2conv.com minimiza su relación con los EE. UU. y Virginia, ya que los nombres de dominio son administrados por VeriSign y Neustar, ambos con sede en Virginia. Por lo tanto, debería ser juzgado allí.

Finalmente el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Claude M. Hilton, consideró que Kurbanov no debía ser juzgado en Estados Unidos, por lo que el caso fue desestimado, antes de que las acusaciones de violación a derechos de autor fueran revisadas Los sitios son operados desde el extranjero y no se dirigieron "intencionalmente" ni interactuaron con usuarios estadounidenses, concluyó el tribunal.

Las compañías no estuvieron de acuerdo y apelaron el asunto en el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Circuito, que envió el caso de vuelta al tribunal de distrito.

El tribunal de apelaciones determinó que existen hechos más que suficientes para concluir que Kurbanov realizó negocios a propósito en los Estados Unidos, específicamente en el estado de Virginia. Kurbanov y su equipo legal no estuvieron de acuerdo, pero se denegó su solicitud de una nueva audiencia.

En un esfuerzo máximo por obtener una victoria sobre el asunto, Kurbanov y su equipo legal presentaron una petición de certiorari en la Suprema Corte de los Estados Unidos. Específicamente, Kurbanov cuestionó si se viola su derecho al debido proceso cuando está sujeto a la jurisdicción de un tribunal de EE. UU., simplemente porque sus sitios web se utilizan con frecuencia allí. Además, si las transacciones iniciadas por Internet y basadas en Internet son suficientes para justificar la jurisdicción, pero el alto tribunal se negó a revisar el caso.

Esto significa que el caso ahora volverá al tribunal de distrito para responder a las cuestiones de jurisdicción pendientes.

En su primera decisión sobre la moción de desestimación, el tribunal de distrito decidió no realizar una "prueba de razonabilidad" porque los otros argumentos eran suficientes para justificar la desestimación. Tras la apelación y la denegación de la Suprema Corte, este será ahora el primer punto de la agenda.

Si el tribunal inferior decide que la demanda no pasa la prueba de razonabilidad, aún puede ser desestimada por falta de jurisdicción. De lo contrario, Kurbanov tendrá que defenderse a sí mismo y a sus sitios contra las reclamaciones por infracción de derechos de autor de las discográficas.

La defensa, sin embargo, se mantiene confiada y cree que podrá ganar la demanda sin importar en qué dirección vaya.

“Es un camino más largo, pero seguimos confiando en que, al final del día, los reclamos contra el Sr. Kurbanov fracasarán”, dice Fray-Witzer, abogado de Kurbanov. “Las compañías discográficas han luchado contra la tecnología en cada paso y, sin embargo, todavía existen casetes, CD y servicios de transmisión y la industria de la música continúa prosperando”, concluyó el abogado.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net