Partitura

 

Abogada de Van Morrison anunció que iniciaron acciones ante autoridades de Irlanda del Norte por prohibición total de música en vivo

La abogada Sarah Symington, representante legal de Van Morrison, el cantante irlandés de 75 años, anunció este martes que el 12 de enero presentó a nombre de su cliente una carta al Departamento de Salud de Irlanda del Norte recurriendo la prohibición general de la música en vivo.

Hace tres semanas las autoridades sanitarias de Irlanda del Norte impusieron una serie de estrictas medidas tendientes a prevenir y evitar la propagación del COVID-19 entre las que se obliga a los lugares de entretenimiento a permanecer cerrados. Se trata de una disposición que permanecerá vigente por lo menos otras tres semanas.

El cierre forzoso de los lugares de entretenimiento, entre los que se cuentan bares y salas de conciertos, ha sido intermitente, sin embargo, la prohibición de la presentación de música en vivo ha sido una constante durante toda la pandemia.

Van Morrison se ha opuesto repetidamente a las medidas en contra del nuevo coronavirus y ha usado su creatividad musical para demostrarlo. Así, en septiembre publicó tres canciones en las que se manifiesta en contra de estas medidas y en diciembre lanzó una cuarta canción en colaboración con Eric Clapton.

Esta vez ha decidido que cantar sobre el tema no le es suficiente y por eso ha emprendido acción legal presentando al Departamento de Salud de Irlanda del Norte una carta prejudicial en la que expone sus razones y fundamento legal en contra de las medidas, concediendo al Departamento de Salud un plazo de 21 días para responder. De no responder en este plazo, la abogada Symington anunció que procederían judicialmente ante el Tribunal Superior.

Sobre el asunto declaró el abogado Joe Rice, también representante legal de Van Morrison, del despacho John J. Rice and Co. Solicitors, y dijo que las leyes respecto de la música en vivo en Irlanda del Norte no son muy claras sugiriendo que no hay fundamento sólido para prohibir la presentación de toda la música en vivo. Pese a que existe evidencia científica de que el virus se propaga con mayor facilidad en lugares cerrados con gente, el abogado dijo que no hay evidencia científica sólida para ordenar el cierre de las salas de conciertos.

“Muchas personas en el mundo de la música y las artes en Irlanda del Norte han sido devastadas financiera, social y artísticamente por esta prohibición total”, declaró el abogado Rice a RTE, un medio de comunicación local. “Esto difiere de la ley en Inglaterra y Gales y la evidencia detrás de esta decisión negativa en esta jurisdicción está lejos de ser obvia”. Agregó que Van Morrison estaba actuando “a nombre de miles de músicos, artistas, lugares y de aquellos involucrados en la industria de la música en vivo.”

Si bien el Departamento de Salud de Irlanda del Norte no respondió de forma inmediata al inicio de este recurso legal, cuando Morrison sacó sus canciones en septiembre Robin Swann, ministro de Salud de ese país, criticó en carta enviada a Rolling Stone esa postura del cantante: “En realidad, es una difamación a todos aquellos involucrados en la respuesta de salud pública a un virus que se ha llevado vidas en una escala masiva. Sus palabras darán gran apoyo a las teorías conspirativas, la brigada de papel que hace una cruzada en contra de los cubrebocas y las vacunas y que piensa que todo esto es una gran conspiración global para quitar las libertades… Hay muchas cosas en el mundo para cantar canciones de protesta como la pobreza, el hambre, la injusticia, el racismo, la violencia, la austeridad, es una lista larga. En cambio, él ha elegido atacar las tentativas de proteger a los ancianos y más vulnerables en nuestra sociedad.”

Van Morrison es solo una voz de muchas que están recurriendo en tribunales las medidas de confinamiento por considerar que son excesivas.

Más información rollingstone.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net