Nicky Minaj y Tracy Chapman

 

A fin de evitar llegar a un juicio por violar derechos de autor Nicki Minaj hizo a Tracy Chapman una propuesta de acuerdo extrajudicial

Ambas partes informaron a la corte federal de California que habían llegado a un acuerdo extrajudicial para dar por terminado el conflicto, para no ir a juicio a finales de este año. Chapman aceptó la oferta de una indemnización de 450,000 dólares, con lo que no sólo obtiene una victoria sino que la cantante también evita ser responsable de los costos judiciales si un jurado finalmente decidía que su reclamo no valía esa cantidad.

Tracy Chapman demandó a la rapera Nicki Minaj, en octubre de 2018 por infracción de derechos de autor, alegando que Minaj había sampleado su canción Baby Can I Hold You en el tema Sorry, sin permiso.

La demanda llegó un par de meses después de que Minaj lanzara su álbum, Queen . Si bien Sorry, una colaboración con Nas, no estaba en el álbum, Minaj supuestamente filtró la canción a Funkmaster Flex, un popular DJ de radio, y la canción luego viajó por Internet.

Según los documentos judiciales del caso, Minaj y sus representantes solicitaron una licencia para la composición de Chapman. Se dice que uno de los especialistas encargado de la tarea sabía que Chapman estaba en la "lista de no muestrear o samplear", una lista no oficial de artistas que son bien conocidos por no permitir el sampleo de sus obras.

El equipo de Minaj hizo esfuerzos de todos modos, pero Chapman rechazó una solicitud. Minaj insistió, pero la canción solo salió por la filtración.

En un juicio sumario, la juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. Virginia Phillips llegó a la interesante conclusión de que Minaj tenía un derecho de uso justo para usar la canción en el estudio para permitir la experimentación musical: "Un fallo que elimine estas prácticas comunes limitaría la creatividad y sofocaría la innovación en la música industria".

Así, se preparaban pruebas para revisar los hechos y la responsabilidad de la filtración y distribución final de la canción y Minaj albergaba la esperanza de que finalmente prevalecería, aunque todavía había evidencia significativa en su contra .

Sin embargo, tal vez en el camino esas evidencias se desvanecieron, porque Minaj hizo a Chapman uno oferta para dar por terminado el asunto.

"Estoy contenta de haber resuelto este asunto y agradecida por este resultado legal que afirma que los derechos de los artistas están protegidos por la ley y deben ser respetados por otros artistas", dice Chapman sobre el resultado.

"En esta situación, en numerosas ocasiones me pidieron permiso para usar mi canción; en cada caso, cortésmente y de manera oportuna, dije inequívocamente que no. Aparentemente, la señora Minaj decidió no escuchar y usó mi composición a pesar de mis claras y expresas intenciones."

Chapman agrega: "Esta demanda fue un esfuerzo por defenderme a mí misma y a mi trabajo y buscar protección para la innovación creativa y la expresión de compositores y editores independientes como yo".

Un  ejemplo de aquel dicho de que vale más un mal arreglo que un buen juicio.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net