Logo Parler

 

Parler dice que se bloqueó su plataforma por "contenido comparable al que se encuentra en abundancia en Twitter"

Según Wikipedia, Parler es un servicio de redes sociales y microblogueo de tecnología alternativa estadounidense, que tiene una significativa base de usuarios partidarios de Donald Trump, conservadores, teóricos de la conspiración y extremistas de derecha. Las publicaciones en el servicio a menudo contienen contenido de extrema derecha, antisemitismo y teorías de conspiración como QAnon. Parler se describe como un servicio en donde se puede ejercer el derecho a la libertad de expresión sin restricciones.

Según información publicada en los medios, Parler fue utilizada para avivar el miedo, difundir el odio y supuestamente coordinar la insurrección en el edificio del Capitolio el miércoles pasado, sin embargo ningún cuerpo de seguridad en Estados Unidos encendió sus alertas.

Recientemente, en la aplicación empezaron a aparecer amenazas de muerte, celebraciones de violencia y publicaciones que animan a los “patriotas” a marchar sobre Washington DC con armas el 19 de enero, el día antes de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden.

Apple Store y Google Play decidieron retirar la aplicación de sus tiendas por incitar la violencia. Twitter, después de los eventos del miércoles, eliminó decenas de cuentas que impulsaban las teorías de conspiración de QAnon, incluido el exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, Michael Flynn.

Por su parte Amazon Web Services (AWS) notificó a Parler que retiraría a la red social favorecida de su alojamiento, con el argumento de que los llamados a la violencia que se propagaban por la red social violaban sus términos de servicio. La suspensión entró en vigor el domingo justo antes de la medianoche, lo que significa que Parler no pueda operar, a menos que pueda encontrar otro servicio de alojamiento.

En una carta del equipo de AWS a Parler, que fue obtenida por Buzzfeed, el gigante tecnológico le dijo al sitio de redes sociales que había localizado al menos 98 publicaciones que "claramente fomentan e incitan a la violencia" durante las últimas semanas. AWS dijo que el sitio no tiene una política o procedimiento sólido para la moderación de dicho contenido y suspendería el servicio porque Parler "no puede cumplir con nuestros términos de servicio y representa un riesgo muy real para la seguridad pública".

Parler no se quedó de brazos cruzados y demandó a AWS afirmando que la empresa está conspirando con otros gigantes de la tecnología como Twitter, Facebook, Apple y Google que buscan aplastar a los competidores potenciales y que es por eso que el gigante de la web decidió terminar el servicio en la nube de la plataforma de redes sociales de derecha. Adicionalmente lo calificó como un intento de "eliminar por completo la libertad de expresión" de Internet.

Parler también presentó una moción para una orden de restricción temporal que evitaría que AWS terminara con el servicio de alojamiento, aunque se presentó un día después de que el sitio fuera bloqueado.

La empresa señala que está siendo censurada injustamente en un momento en que la demanda de su servicio estaba llegando a un punto álgido y que una conducta similar en Twitter no está siendo igualmente castigada.

"AWS ofrece servicios de alojamiento en línea tanto a Parler como a Twitter, el competidor directo de Parler", señala el abogado David J. Groesbeck en la demanda. "La demanda muestra además que, al cerrar Parler por contenido comparable al que se encuentra en abundancia en Twitter, AWS suprime una empresa de microblogueo más pequeña, pero en auge, en beneficio directo de una más grande, un cliente importante de AWS, lo que reduce la competencia y restringe el comercio por motivos pretextuales".

Twitter anunció el viernes que prohibía permanentemente de su plataforma a Donald Trump después de que ignorara su advertencia y continuara publicando tweets que el sitio cree que incitarían a más violencia como la que se vio en el ataque al Capitolio.

Parler dice que el anuncio impulsó las descargas de su aplicación y esperaba un crecimiento aún mayor, ya que personalidades de los medios conservadores y políticos indicaron que se mudarían a su sitio. "Comenzó a acumularse la especulación de que el presidente Trump también se mudaría a Parler", escribe Groesbeck en la denuncia. "Dados los cerca de 90 millones de seguidores que tenía el presidente en Twitter, esto sería una bendición astronómica para Parley [sic] y un duro golpe para Twitter".

Pero, en lugar de poder aprovechar la oportunidad, Parler dice que AWS le dio un "golpe mortal". Parler dice que el código detrás de sus aplicaciones y sitio web fue escrito específicamente para AWS y para cambiar a otro proveedor tendría que reescribir ese código y estaría "fuera de línea por un período financieramente devastador". Además, el sitio dice que no ha podido encontrar otro host porque se lo considera un "paria".

Al contestar la demanda, AWS exhibe el tipo de publicaciones a las que se refiere en las que se habla de ahorcamiento de legisladores; linchamiento de personas negras, judías, directores ejecutivos de tecnología, maestros de escuela y atletas profesionales; disparar a los agentes de policía en la cabeza, asesinar a líderes liberales, formar una milicia, etcétera.

AWS señala que la demanda no tiene mérito: "Este caso se trata de la falta de voluntad e incapacidad demostrada por Parler para eliminar de los servidores de Amazon Web Services ('AWS') contenido que amenaza la seguridad pública", escribió Amazon, "por ejemplo, al incitar y planificar la violación, tortura y asesinato de nombrados funcionarios públicos y ciudadanos privados".

Amazon negó haber interferido en la relación de Parler con sus usuarios y afirmó que las acusaciones antimonopolio de Parler no cumplen con el umbral básico requerido para un reclamo de la Ley Sherman. Parler había alegado que Amazon estaba involucrada en una conspiración para eliminar a un competidor del mercado; Amazon dijo que la demanda de Parler no define un mercado relevante ni especifica cómo se perjudicó la competencia.

En su exposición, Amazon enfatizó que había suspendido el servicio en lugar de terminarlo por completo y estaba abierto a restaurar el servicio a Parler si la compañía comenzaba a moderar el contenido de acuerdo con los términos de servicio de AWS.

Amazon también se apoya en la Sección 230, disposición fuertemente criticada por el presidente Donald Trump y que otorga inmunidad a las plataformas tecnológicas por sus esfuerzos de moderación de contenido. "Eso es precisamente lo que hizo AWS aquí: eliminó el acceso a contenido que consideraba 'excesivamente violento' y 'acoso'", dice el escrito.

Puede que Parler haya dejado Internet por ahora, pero eso no detendrá los llamados a la violencia en línea.

Más información hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net