Logo de YouTube

 

El Tribunal Federal de Justicia de Alemania (BGH) concluyó que YouTube no tiene que entregar el correo electrónico o las direcciones IP de los usuarios que cargan películas pirata

La decisión es parte de un largo caso en el que tres usuarios de YouTube subieron, en 2013 y 2014, Scary Movie 5 y Parker al sitio, lo que resultó en miles de visitas en violación de los derechos de autor de Constantin Film, el titular exclusivo de los derechos de los títulos en Alemania.

Dado que las cargas ilegales se habían visto miles de veces, la compañía cinematográfica intentó identificar a las personas para poder obtener una compensación.

Constantin se puso en contacto con YouTube y el propietario, Google, exigiendo acceso a los datos personales de los presuntos infractores. Las solicitudes fueron denegadas y el asunto llegó a los tribunales.

El caso primero llegó al Tribunal de Distrito de Frankfurt que rechazó las demandas de la compañía cinematográfica. Más tarde, un tribunal superior anuló parcialmente la decisión y ordenó a YouTube que revelara las direcciones de correo electrónico de los usuarios, pero no sus direcciones IP ni números de teléfono.

Esta decisión fue impugnada por ambas partes y el caso fue enviado al BGH. El Tribunal se dirigió al Tribunal de Justicia de la UE y solicitó una aclaración sobre la definición del término "dirección" como se menciona en el artículo 8 de la Directiva de derechos de autor de la UE.

En una decisión dictada en julio de 2020, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) falló a favor de YouTube, Google y los tres usuarios que subieron las películas pirateadas.

El TJUE determinó que la Directiva 2004/481 no obliga a las autoridades a obligar a su vez al operador de una plataforma de vídeo a revelar direcciones de correo electrónico, direcciones IP o números de teléfono de los usuarios que subieron contenido pirateado.

En este caso, y en línea con una opinión anterior, el término “direcciones” se refiere a una ubicación física, es decir, una “dirección permanente o residencia habitual”, no direcciones de correo electrónico, direcciones IP o números de teléfono.

Tomando como base esta interpretación, el BGH determinó que, según la legislación de la Unión Europea y la correspondiente sobre derecho de autor en Alemania, YouTube no está obligado a revelar todos los datos personales de los usuarios presuntamente infractores a Constantin Film.

Cualquier divulgación a la compañía cinematográfica solo puede consistir en los nombres y direcciones postales de los usuarios. Este sigue siendo el caso cuando los usuarios solo proporcionaron un nombre falso o seudónimo cuando se registraron, como fue el caso cuando los usuarios subieron las películas en 2013 y 2014.

Así, el BGH concluye que si YouTube no tiene una dirección física registrada para los usuarios, que es lo que sucedió en este caso, la empresa no tiene que entregar direcciones IP, a pesar de que los usuarios de YouTube dan su consentimiento para su almacenamiento cuando se registran. YouTube tampoco tiene que entregar ningún número de teléfono o fecha de nacimiento que pueda tener en sus archivos.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.ne