Letrero de Ámsterdam frente a Rijksmuseum

 

Tribunal neerlandés concede a museo propiedad de obra de Kandinsky disputada por herederos de propietario en 1940

Esta semana la Corte de Distrito de Ámsterdam, Países Bajos, confirmó en un fallo la decisión de la Comisión de Restitución que concede la propiedad de una pintura de Vasili Kandinsky al Museo Stedelijk frente a los reclamos de restitución de los herederos de Emanuel Lowenstein.

Se trata de la pintura de 1909 titulada Bild mit Häusern, Pintura con casas, que era propiedad de Emanuel Lowenstein, un comerciante judío de máquinas de coser. En 1940 la pieza fue vendida por Robert Lowenstein o por su esposa durante la ocupación nazi de Países Bajos. Robert Lowenstein huyó a Francia en 1939 y luego a Estados Unidos en 1940.

Considerando que la venta había sido bajo coacción del régimen nazi, los herederos de Lowenstein presentaron su caso al Comité de Restitución neerlandés, organismo que en 2018 decidió que la propiedad de la obra es del Museo Stedelijk porque la venta no se hizo bajo coacción sino por una crisis financiera del vendedor. En particular, el Comité señaló que la obra en disputa “tiene un importante valor en la historia del arte y es un eslabón esencial en la limitada visión de la obra de Kandinsky en la colección del museo”, mientras que los reclamantes declararon no tener “pasado emocional ni ningún otro vínculo intenso con la obra.”

La decisión fue muy criticada y entre otras cosas se dijo que se estaban haciendo las más pequeñas distinciones para permitir que los museos mantuvieran intactas sus colecciones.

Frente a la crítica internacional de la decisión del Comité, el gobierno ordenó una investigación independiente sobre la actuación del Comité de Restitución, y la encomendó a Jacob Kohnstamm, un político. Las conclusiones de esta investigación fueron publicadas la semana pasada y en ella se instó a tomar una política “orientada más hacia la humanidad, transparencia y buena voluntad”, señalando que la reputación del país en la entrega de arte robado por los nazis “quedó socavada por un número limitado de peticiones de restitución que han sido rechazadas en años recientes”, aunque no identificó reclamos en particular.

El reporte también establece que “el despojo involuntario será asumido si el despojo ocurrió en Países Bajos después del 10 de mayo de 1940”, supuesto en que se encuentra la contendida pintura de Kandinsky.

Por su parte, los herederos de Lowenstein recurrieron la decisión en la Corte de Distrito de Ámsterdam bajo el argumento de que no había sido subjetiva porque cuatro de sus miembros tenían vínculos con el Museo, pero se ha conocido esta semana que el tribunal rechazó estos argumentos con lo que se mantiene la decisión de que la pieza pertenece al Museo Stedelijk.

Al encontrar que la sentencia de la Corte de Distrito es “inaceptable”, James Palmer, fundador de la Corporación Mondex que ayuda en la recuperación de arte robado durante la Segunda Guerra Mundial, hizo saber que los herederos presentarán una apelación dentro de los siguientes tres meses.

Esta controversia tiene algunas semejanzas con la presentada en Alemania respecto del Tesoro Guelph, cuya propiedad fue otorgada al Kunstgewerbemuseum de Berlín. Lo interesante de este caso es que los herederos decidieron presentar su caso ante tribunales de Estados Unidos y se espera decisión de la Suprema Corte de ese país sobre si sus tribunales tienen jurisdicción para conocer de este caso que no tiene prácticamente ninguna vinculación con los Estados Unidos.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net