Ultimo disco de Michael Jackson

 

Corte de apelaciones dice que el acuerdo de arbitraje es válido aunque las partes cumplieron plenamente el contrato hace años

En febrero de 2019, la sucesión de Michael Jackson, a través de sus dos albaceas y la compañía Optimum Productions, demandó a HBO y a la empresa matriz Time Warner por el documental Leaving Neverland, alegando un incumplimiento a un acuerdo de 1992 que contenía una cláusula de no desacreditación.

Leaving Neverland es un documental que aborda las acusaciones de supuesto abuso sexual en contra de la fallecida estrella del pop y que está disponible en HBO.

En la demanda se analiza el contrato que HBO celebró con el cantautor en 1992 para la transmisión del primer concierto televisado del lanzamiento del álbum Dangerous. Según la demanda, en ese contrato HBO se comprometió a “no hacer comentarios despectivos con respecto a Jackson… ni realizar ningún acto que pueda dañar o desacreditar o afectar la reputación o imagen pública del artista. Otras disposiciones del Acuerdo requieren que HBO notifique y consulte con Jackson y Optimum Productions si desea transmitir programación adicional sobre Jackson".

En la demanda se exigió un arbitraje no confidencial, donde la sucesión de Jackson buscará que se les pague daños por 100 millones de dólares por el daño que HBO ha hecho al legado de Michael Jackson.

HBO argumentó que se trataba de una "demanda de difamación póstuma mal disfrazada y legalmente prohibida" y presentó una moción para rechazar la queja bajo el estatuto anti-SLAPP de California, que pone fin anticipadamente a los litigios frívolos que surgen de actividades protegidas como el ejercicio de la libertad de expresión. El juez federal de distrito George H. Wu resolvió a favor de la sucesión y envió el asunto a arbitraje, HBO apeló.

Esta semana la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE. UU. confirmó la decisión de Wu, concluyendo que la disposición de arbitraje del contrato sigue siendo válida, incluso 28 años después.

"Las partes no disputan que el contrato de 1992 Live in Bucarest en cuestión fue producto de mutuo consentimiento e incluyó una amplia disposición de arbitraje", señala la decisión, que también menciona las disposiciones de confidencialidad "detalladas y estrictas". "Una cláusula de arbitraje aún puede vincular a las partes, incluso si las partes cumplieron íntegramente el contrato hace años... HBO no disputa la existencia de un acuerdo válido, la disposición de arbitraje incluida o la disposición de confidencialidad incorporada, sino más bien la 'validez continua' del acuerdo y la disposición de arbitraje. Por lo tanto, existe un acuerdo de arbitraje válido".

El tribunal señala que durante mucho tiempo se resolvió en el Noveno Circuito que el árbitro debería decidir si un contrato ha expirado si no se disputa la cláusula de arbitraje. En una nota a pie de página, el tribunal explica que incluso si los argumentos del patrimonio "son tan frívolos como afirma HBO", no es trabajo del tribunal sopesar los méritos.

"El contrato contenía una cláusula de arbitraje amplia que cubre los reclamos de que HBO menospreció a Jackson en violación de las obligaciones de confidencialidad en curso", afirma la opinión. "Solo podemos identificar si las partes acordaron arbitrar tales reclamos; es el árbitro quien debe decidir si esos reclamos son meritorios".

Los abogados de la sucesión de Michael Jackson declararon: "Es hora de que HBO responda por la violación de sus obligaciones con Michael Jackson".

HBO aún no se ha pronunciado sobre el fallo.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net