Firma de contrato

 

Las empresa japonesas que patrocinan los Juegos Olímpicos Tokio 2020 analizan si prorrogan los contratos para 2021

Mientras el gobierno de Japón analiza cómo seguir enfrentando la epidemia del nuevo coronavirus, las empresas patrocinadoras de las Olimpiadas de Tokio 2020 están analizando si prorrogan los contratos de patrocinio.

Las Olimpiadas de Tokio estaban programadas para celebrarse entre el 24 de julio y el 9 de agosto de este año. Por las medidas de confinamiento establecidas este año y para seguridad de atletas, entrenadores, organizadores y público en general, después de varias negociaciones se acordó posponerlas un año, quedando programados para iniciar el 23 de julio de 2021 y terminar el 8 de agosto. Los Juegos Paralímpicos se reprogramaron también para iniciar el 24 de agosto, finalizando el 5 de septiembre también de 2021.

Este cambio de fechas ha supuesto a su vez muchos cambios, entre ellos las obligaciones contraídas por las empresas patrocinadoras cuyos contratos terminan vigencia a finales de este mes. Por lo tanto, ahora están analizando si siguen patrocinando un evento que hoy más que nunca hace notar la incertidumbre, o si mejor se retiran.

De momento se sabe que los 14 patrocinadores mundiales, entre los que se cuenta Toyota Motor Corp. y Bridgestone Corp., seguirán patrocinando no solo los juegos de Tokio 2020, sino los subsecuentes, mientras que los 67 patrocinadores locales son los que están sopesando la prórroga de los contratos.

Originalmente el presupuesto de los Juegos de Tokio situó los ingresos de los patrocinadores nacionales en 348,000 millones de yenes, o el 55 por ciento de los ingresos totales del comité organizador.

El 4 de diciembre, el Comité organizador anunció que los costos adicionales relacionados con el aplazamiento ascenderán a unos 294,000 millones de yenes, incluidos los gastos que se tendrán que afrontar por las medidas contra el coronavirus. Del total, el Comité cubrirá 103,000 millones de yenes y planea asegurar esta cantidad en parte recolectando alrededor de 26 mil millones de yenes en fondos de patrocinio adicionales de patrocinadores nacionales que prorroguen sus contratos.

Por lo pronto ninguna empresa nacional ha dado señales de querer retirar el patrocinio. En noviembre, el director de la empresa de electrónicos NEC Corp., declaró que “no hay manera de que renunciemos como patrocinadores” y añadió que “las Olimpíadas deben hacerse, también para llamar de regreso a Japón al turismo.”

Akio Mimura, presidente de la Cámara Japonesa de Comercio e Industria declaró: “Lograremos un balance entre la prevención de la infección y la actividad económica en el gran proyecto”.

Pero para las empresas (como para las personas), la incertidumbre reina pues un patrocinio en eventos sin espectadores, como podría suceder, no es redituable y por eso, según la prensa, están esperando a que otras empresas tomen su decisión para decidir si siguen adelante.

La vida y las circunstancias siempre han sido inciertas, pero el coronavirus nos ha puesto en la cara esta incertidumbre lo que está obligando a todos, empresas y personas, a repensar la forma en que tomamos decisiones.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net