Comparativo de Tanjiro

 

La policía de Hong Kong fue acusada por los fans de violar derechos de autor al utilizar la imagen de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba en una campaña antifraude

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba (La espada destructora de demonios) es una serie de manga japonesa escrita e ilustrada por Koyoharu Gotōge, que narra la historia de Tanjiro Kamado, un joven que se convierte en un asesino de demonios después de que su familia es asesinada y su hermana menor, Nezuko, se convierte en un demonio.

Apareció en la revista de manga shōnen de Shueisha, Co “Weekly Shōnen Jump” desde febrero de 2016 hasta mayo de 2020, y sus capítulos se recopilaron en 22 volúmenes a octubre de 2020.

A octubre de 2020, ha vendido más de 100 millones de copias en circulación, incluidas las versiones digitales, lo que la convierte en una de las series de manga más vendidas de todos los tiempos.

Una adaptación para televisión de 26 episodios se emitió en Japón de abril a septiembre de 2019, ha recibido elogios de la crítica por su animación y secuencias de lucha, ha sido multipremiada y es considerado uno de los mejores animes de la década de 2010.

En octubre de este año se lanzó una película secuela de la serie “Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba The Movie: Infinity Train”, y ya es una de las películas más taquilleras de Japón y una de las más populares de todos los tiempos, a pesar de la pandemia.

Quizás por todo esto sea comprensible que el secretario en Jefe del Gabinete de Japón se sintiera obligado a comentar después de que la policía de Hong Kong tomó las características del personaje principal para una campaña contra el fraude.

La semana pasada apareció una publicación en Facebook que presentaba la nueva cara de la campaña antifraude de la policía de Hong Kong. Aunque principalmente de color púrpura brillante, el 'nuevo' personaje se enfrentó de inmediato a las afirmaciones de ser una mala copia de Tanjiro, algo que algunos consideraron un poco irónico considerando que se trata de una campaña de prevención del fraude.

El personaje de la policía de Hong Kong presenta cabello, chaqueta y pantalones similares en exactamente la misma combinación de colores y diseños que los de Tanjiro.

La espada es otro elemento obvio también junto con las cejas, pero al mirar de frente de ambos personajes, se aprecia que tienen exactamente la misma marca en la frente que, según la serie, no es un tatuaje sino una marca de nacimiento.

Si bien este tipo de uso normalmente podría pasarse por alto, el secretario en Jefe del Gabinete de Japón, Katsunobu Katō, durante una reunión de ayer reconoció que la imagen publicada por la Policía de Hong Kong sí se parece a Tanjiro, por lo que aprovechó para reiterar la firme postura de Japón hacia la infracción de contenido, incluido el manga y anime.

Al afirmar que proteger los derechos de la animación japonesa es importante, el ministro Katō agregó que quiere "tomar las medidas adecuadas" para proteger la propiedad intelectual siempre que sea posible.

La ley de derechos de autor de Japón no tiene ninguna doctrina de uso legítimo, sin embargo existe la posibilidad de la parodia, así lo explicó a TorrenFreak Masaharu Ina, director de protección de derechos de autor en el extranjero del grupo antipiratería con sede en Japón, CODA.

"La defensa de la parodia está permitida por la ley de derechos de autor japonesa y se ha utilizado con éxito como defensa contra la infracción de derechos de autor (o marca registrada) en la corte japonesa", indicó.

El experto duda que las similitudes puedan ser procesables como infracción de derechos de autor. “Sí, 'Kimetsu no Yaiba' (también conocido como 'Demon Slayers') es un trabajo con derechos de autor. Sin embargo, el solo hecho de que el diseño de Hong Kong utilice ciertas características del héroe de 'Demon Slayers' no constituye una infracción de derechos de autor como cuestión de ley. Para constituir una infracción de derechos de autor, el diseño en cuestión debe ser idéntico o confusamente similar al diseño original. A mis ojos, los dos diseños no parecen ser lo suficientemente similares”, dijo.

Dicho todo esto, el director de CODA parece estar convencido de que la Policía de Hong Kong sabía lo que estaban haciendo cuando crearon el nuevo personaje.

“Curiosamente, el diseño está acompañado por el nombre del personaje que es similar al carácter japonés original y también el nombre 'Kimetsu no Yaiba' en caracteres chinos se inserta en la esquina superior izquierda, lo que me hace creer que el diseño se hizo con una intención bastante cuestionable, pero no creo que constituya una infracción de derechos de autor”, concluye.

Hasta el momento no se ha emprendido ninguna acción legal.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net