Casco con logo NFL

 

Autoridades detuvieron a abogado de Florida por presunta extorsión a un jugador de la NFL

La mañana del lunes fue arrestado en Miami, Florida, el abogado William Dean por la presunta extorsión a DeAndre Baker, un exjugador de la NFL, acusado de robo a mano armada por los clientes de Dean.

Se trata de un penoso asunto que se originó el 13 de mayo cuando los asistentes a una parrillada dijeron que tres personas los asaltaron a mano armada, quitándoles pertenencias por casi 70,000 dólares. Tres personas presentaron denuncia en contra de dos jugadores de la NFL, Quinton Dunbar, de 28 años jugador de futbol americano del equipo Seattle Hawks, y de DeAndre Baker, de 23 años, jugador de los Giants de Nueva York. La tercera persona que participó en el robo nunca fue identificada por los asistentes que declararon que llevaba una máscara roja.

Los denunciantes fueron representados por el abogado William Dean, pero desde el inicio del proceso se presentaron problemas porque empezaron a cambiar sus declaraciones o a ser poco cooperativos con la fiscalía. Incluso hubo un cuarto denunciante que terminó retirando la acusación.

Durante la investigación de la fiscalía del condado Broward, al norte de Miami Dade, Florida, el abogado Dean, de 50 años y socio del despacho legal Ford, Dean &Rotundo, llamó la atención de los investigadores por la acusación de haber ofrecido que sus clientes cambiarían sus declaraciones o dejarían de cooperar con las autoridades a cambio de dinero.

En agosto, el cargo en contra de Quentin Dunbar fue retirado, pero la acusación en contra de DeAndre Baker permaneció. Baker fue acusado de cinco cargos de robo a mano armada y cuatro cargos de agresión agravada, pero el lunes se retiraron todos los cargos en su contra. Baker fue contratado en 2019 por los Giants como defensa, pero a principios de septiembre el equipo de la NFL le retiró el contrato.

“Las presuntas víctimas y los testigos conocidos se han vuelto poco cooperativos y su credibilidad está inalterablemente empañada”, declaró el lunes el asistente del fiscal del estado Paul R. Valcore quien dijo que uno de los acusadores se rehusó a responder preguntas por lo que fue declarado en desacato a la corte

La oficina del comisario del condado de Broward declaró que aparentemente el abogado Dean quería que Baker pagara unos 266,000 dólares a cada uno de sus tres clientes para que cambiaran testimonio. “La evidencia en este caso revela que Dean le dijo al abogado de Baker que sus clientes harían ‘lo que quieras en tanto la cantidad de dinero sea correcta’”, dijo el comisario de Broward.

Conocido el arresto del abogado William Dean, el abogado de Baker, Bradford Cohen, dijo que su cliente había sido víctima de un chantaje y que originalmente habían pretendido el pago de 1.5 millones de dólares, aunque aclaró que ninguna cantidad de dinero fue entregada.

Explicando lo sucedido, el abogado Cohen dijo que espera “que la NFL mire este caso y deje que los casos se desarrollen antes de decidir suspender a un jugador.”

Cuando la prensa le preguntó por qué se habían presentado los cargos en contra de DeAndre Baker cuando los testigos eran dudosos, el abogado Cohen respondió: “Porque era un caso de alto perfil. Tu fama es un detrimento cuando tienes un caso penal en tu contra”.

Además del arresto del abogado Dean, este episodio dio por terminada anticipadamente la carrera deportiva de DeAndre Baker o, por lo menos, su contrato con los Giants.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net