Letrero Trademarks

 

Diseñadora Australiana de la marca de ropa Katie Perry demanda a la cantante Katy Perry por infracción de marca

En la corte de la juez federal de Australia, Brigitte Markovic, se está ventilando una disputa de propiedad intelectual presentada por una diseñadora australiana, propietaria de la marca Katie Perry, en contra de la cantante estadunidense Katheryn Elizabeth Hudson, mejor conocida como Katy Perry.

Katie Jane Taylor, la diseñadora de modas australiana, empezó a vender ropa en 2006 con su nombre de soltera, Katie Perry, y en septiembre de 2008 registró esa marca ante la oficina de marcas de Australia para la venta de ropa. Katy Perry, que usa el diminutivo de su nombre y el apellido de soltera de su madre, empezó a usar este nombre artístico en 2004. Estos datos fueron hechos del conocimiento de la juez Markovic durante la audiencia de asuntos preliminares que se verificó en abril.

La demanda ha sido presentada en contra de Katy Perry y de la empresa Killer Queen LLC que distribuye los artículos bajo la marca de la cantante, a quienes se acusa de infracción de marca por la venta de ropa con un nombre "sustancialmente idéntico o engañosamente similar” al suyo.

Durante la audiencia de este jueves, el abogado de Katie Perry, Richard Cobden explicó que la mercancía que vende la cantante bajo el nombre Katy Perry incluye una gran cantidad de bienes, “desde posavasos hasta muñecas Barbie” y que esos bienes no son parte de la demanda, como lo son la ropa y accesorios como la vendida en el paquete "Special Edition X-Large Pizza Box Kit" en el que se incluyen pijamas con imágenes de pizzas, un collar con forma de rebanada de pizza y un estuche para lápices. Las diademas con orejas de gato vendidas por la cantante también quedan incluidas en los artículos contendidos en la demanda.

En la audiencia de esta semana ante la juez Markovic, el abogado Cobden explicó que no llamará a testificar a la cantante y que tampoco interrogará testigos porque eso supondría problemas para su contraparte, de tal forma que solo comparecerá por la demandada Steven Jensen, socio de la agencia de talentos de Katy Perry, Direct Management Group (DMG), según lo informó la abogada Emma Bathurst, representante de la cantante y de su empresa.

Los abogados estadunidenses de la cantante remitieron al tribunal australiano documentación escrita en la que declaran que aceptan que la marca es “engañosamente similar” a la marca de la diseñadora australiana, pero que la marca ha sido usada de buena fe por la cantante y este uso de buena fe es una de las defensas establecidas en la Ley de Marcas Comerciales y cubre también a la empresa Killer Queen.

Sin embargo, los abogados de la cantante han contrademandado señalando que la marca Katie Perry es susceptible de ser cancelada porque antes de que fuera registrada en 2008, Katy Perry ya había adquirido fama y reputación en Australia por lo que exponen que el uso de la marca por la diseñadora es “contraria a la ley” y equivale a una conducta engañosa y a una imitación ilegal porque los consumidores podrían creer que la cantante está asociada con la ropa de la diseñadora australiana.

El proceso sigue su curso y, escuchadas las posiciones, la juez Markovic tendrá que decidir si hay o no infracción de marca.

Más información smh.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net