Enola Holmes

 

Los productores de Enola Holmes piden que se desestime la demanda interpuesta por la sucesión de Sir Arthur Conan Doyle.

La demanda fue presentada antes del estreno de la película Enola Holmes, en contra de Netflix, Legendary Pictures, Penguin Random House y otros, incluida la autora Nancy Springer, cuya serie de libros forma la base de la nueva película, por la sucesión, con el argumento de que se violaban derechos de autor y marcas registradas. La película se centra en la hermana menor de Sherlock y está protagonizada por Henry Cavill como el famoso detective.

En el escrito solicitando que se deseche la demanda se explica que "Permitir que el demandante impida la creación de nuevas obras con material de dominio público va en contra del 'acuerdo cuidadosamente elaborado' que figura en la ley de derechos de autor, y el intento del demandante de crear un derecho de autor perpetuo debe rechazarse", argumenta el abogado de Netflix, Legendary y otros nombrados como acusados en la demanda.

El escrito destaca que al menos 54 obras en las que aparece Sherlock Holmes ya son "innegablemente de dominio público", pero la sucesión del escritor está tratando injustamente de evitar que los creadores utilicen al icónico personaje detective en obras originales, a la vez que intenta obligar a terceros a pagar por usar el personaje en sus obras.

La sucesión argumentó tener derecho de autor sobre las últimas diez historias del famoso detective, y sobre los rasgos que se confieren a este personaje en las historias, identificándolos como los  “Rasgos de emoción” ("Conexión humana y empatía", y se volvió "más cálido", "capaz de amistad", y “podría expresar emoción”), y el “Rasgo de respeto” ( "comenzó a respetar a las mujeres" y, en un caso, reaccionó con "calidez y emoción ”a una mujer.

Sin embargo, en el escrito se destaca que es un "principio fundamental" de la ley de derechos de autor que las ideas no se pueden proteger y tampoco los sentimientos, emociones y rasgos de personalidad generales.

"En este caso, incluso si el Rasgo de emoción y el Rasgo de respeto fueran originales de obras protegidas por derechos de autor, que no lo son, son ideas desprotegidas", se lee en el escrito. "La ley de derechos de autor no permite la propiedad de conceptos genéricos como calidez, amabilidad, empatía o respeto, incluso expresados por un personaje de dominio público, que, por supuesto, pertenece al público, no al demandante".

Más aun, se destaca en el escrito que independientemente de que estas características no son protegibles, no son nuevas para el personaje ya se presentan en una serie de obras que son del dominio público en las que Holmes, incluido un ejemplo en el que el detective trata a una mujer con "nada más que bondad y respeto" en una historia de 1892, por lo que son libres de usarse. También se destaca que la afirmación de la sucesión sobre el "gran interés" de Holmes por los perros y la amistad con el Dr. Watson son protegibles es irrelevante porque Watson no está en la película y no hay escenas en las que Sherlock interactúe con perros.

Los herederos de Conan Doyle también están demandando por infracción de marca registrada porque el título de la película contiene el nombre de Holmes. El escrito sostiene que tal afirmación debe descartarse porque el título Enola Holmes tiene relevancia artística para la película y no "engaña explícitamente" al público haciéndole creer que la propiedad está relacionada con ella.

"Aquí, el demandante intenta utilizar la ley de marcas registradas para hacer lo que la ley de derechos de autor ya no puede hacer: evitar que otros usen y adapten libremente a Sherlock Holmes en sus propias obras", se afirma en el escrito. "Pero esta no es la función de la ley de marcas registradas. Permitir que el demandante evite la creación de nuevas obras con material de dominio público es contrario al 'trato cuidadosamente elaborado' incorporado en la ley de derechos de autor, y el intento del demandante de crear un derecho de autor perpetuo debe rechazarse."

Ya existe un precedente de la Suprema Corte, en contra de que se use una marca comercial para tratar de extender los derechos sobre obras que ya son del dominio público.

Esta no es la primera vez que la sucesión intenta aprovechar las últimas historias de Holmes. En 2015, demandaron a Miramax por el Sr. Holmes, una demanda que luego se resolvió mediante un acuerdo extrajudicial.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net